El Gobierno gallego pide disculpas a la familia del pontevedrés dado por muerto

Copia de El Ideal Gallego-2015-11-17-032-125e9593
|

El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, quiso ayer pedir disculpas públicas a la familia de Alberto Pardo Touceda, el pontevedrés dado por muerto en los atentados de París y que finalmente no se encontraba entre las víctimas, por el “impacto” causado por esta “lamentable confusión”. Feijóo envió “un abrazo” a la familia del gallego residente en Estrasburgo y recordó que “este tipo de malentendidos no pueden producirse”.
El presidente gallego dijo que la identificación errónea partió de la “Policía francesa”, que notificó al Gobierno español la identidad de Alberto Pardo como uno de los fallecidos en la sala Bataclan, dado que “su documentación estaba en el entorno de una de las víctimas”.
“Tenemos que lamentar esta confusión con final feliz, pero confusión impropia”, destacó Feijóo, quien incidió en la necesidad de “trabajar con mayor intensidad para evitar” este tipo de situaciones. “Yo me alegro mucho de que fuese un malentendido”, dijo.
Sobre los atentados de París, Feijóo recordó que Europa es un “espacio de libertades y de tolerancia”, así como de “derechos civiles”, que es necesario “seguir manteniendo”.
También el delegado del Gobierno en Galicia, Santiago Villanueva, lamentó y pidió disculpas por la confusión que tuvo lugar con Pardo Touceda. Villanueva vinculó la confusión con el carné de identidad que el joven había perdido en 2012. Consideró que hay que entender esta confusión con  la intención “dar con mayor rapidez” la relación de víctimas. No obstante, lamentó lo ocurrido y “el trastorno a la familia”.
El domingo se puso en contacto con ellos “y la alegría es más grande que la confusión que se pudo producir”. Con todo, pidió disculpas “por el perjuicio que se pudiera ocasionar”.  
Por su parte, el subdelegado del Gobierno en Pontevedra, Antonio Coello, explicó también que la confusión con el gallego dado por muerto en los atentados de París “se debió a un error” surgido por la aparición de su DNI en la sala Bataclan, tras ser extraviado en 2012.
Por otro lado, el ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel García-Margallo, afirmó que los errores en la identificación son “perfectamente explicables”.
En el caso de Alberto Pardo Touceda, el error se debió a “un DNI que al parecer podría haber sido utilizado por una de las persona que falleció”, y en el otro – el cántabro Jorge Alonso de Celada– se trataba de una persona que “no había dado señales de vida” y que “después de una comunicación por mail y de localizar el hotel donde estaba, se arregló”.

El Gobierno gallego pide disculpas a la familia del pontevedrés dado por muerto