El Knet no es mal rival para dejar atrás la gran crisis

zengotitabengoa encontrará más facilidades para anotar que en los partidos precedentes pedro puig
|

Tras el pequeño parón derivado de la disputa de la Copa Príncipe, el Leyma Natura retoma la competición liguera ante un Knet riojano que podría ser la medicina perfecta para la larga y penosa enfermedad del conjunto que dirige Antonio Herrera.

El cuadro que entrena Jesús Sala, que supera en una victoria al herculino, es temible de media cancha hacia adelante, como acreditan sus 80,4 puntos por partido (tercero del ránking), pero ‘una madre’ hace detrás: los 78,8 tantos que encaja de media es la tercera peor marca de la competición, solo por delante de los dos últimos, el COB Ourense –ha recibido un solo punto más que el Knet– y el Melilla.

Por este último motivo es viable el retorno del juego alegre y dinámico que encumbró al Leyma en el arranque liguero, y que después de la primera derrota –en la sexta jornada– desapareció del mapa.

Otro motivo para el optimismo: en el equipo naranja debutará el pívot exinternacional Edu Hernández-Sonseca, a quien el ínterin copero le ha dado la posibilidad de tener más de una semana para ir acoplándose a sus nuevos compañeros y a los sistemas de Herrera.

 

mucha calidad

Sin embargo, que nadie piense que dejar atrás una racha de cinco derrotas consecutivas va a ser pan comido. El Knet tiene un plantel como mucha calidad.

Los principales son el completísimo base Mikel Uriz, que promedia 10,7 puntos, 3,3 rebotes y 5,1 asistencias (segundo mejor de la Liga) y el alero Alberto Ruiz de Galarreta, quien con15,9 tantos por encuentro cierra el top’3 de anotadores. La tercera pata es el ala-pívot David Mesa, que aporta 10,5 puntos, 5,5 rechaces y mucha experiencia.

El letón ‘4’ letón Marek Mejeris (7,6 y 4,9), el alero lituano Deividas Busma (7,9 y 4,0), el rocoso interior estadounidense Jaime Peña (4,7 y 4,1), el base-escolta Borja Arévalo (5,1 y 2,6 asistencias) y el escolta Kike Suárez (8,8 y 2,1) completan la nómina de jugadores peligrosos, en la que no acaba de colarse el joven alero ‘made in la Penya’ Joan Tomás (hermano de Pere, jugador del Joventut).

En la pintura es donde el Leyma cuenta, en teoría, con más ventaja, ya que los interiores del Knet tienen pocos centímetros, algo en lo que el equipo coruñés va sobrado con los 2,12 de Hernández-Sonseca y los 2,.21 de un Greg Somogyi que en su segundo partido de naranja demostró lo mucho que aportar al juego.

La única baja del Leyma Natura es la ya conocida del base Sergio Alonso, lesionado para aproximadamente tres meses en un entrenamiento.

El Knet no es mal rival para dejar atrás la gran crisis