Un año de cárcel para un asesor financiero que estafó 23.000 euros a una inmobiliaria

|

redacción > a coruña
  Un asesor financiero coruñés tendrá que cumplir un año de cárcel por un delito de estafa cometido en 2002 cuando utilizó dinero de la empresa para la que trabajaba para pagar gastos propios.
El acusado prestaba en aquel año servicios de asesoramiento financiero externo a una sociedad anónima que se dedicaba, entre otras cosas, a operaciones inmobiliarias. Por eso el 28 de agosto le confirió poder notarial para la adquisición de dos pisos y otras tantas plazas de garaje en Linares Rivas, por un valor máximo de 439.000 euros. Ese negocio se formalizó en septiembre, momento en que el procesado ya tenía potestad para retirar efectivo del banco en nombre de la empresa. Sacó 42.000 euros y emitió cuatro cheques por valor de 190.000 euros.

Engaño > Terminada la operación, se dirigió al responsable de riesgos de la misma entidad bancaria al que pidió un talón por 22.500 euros bajo el pretexto de destinar el dinero a la liquidación fiscal del negocio inmobiliario anterior. Pero la cantidad se utilizó para pagar una deuda por un impuesto sobre transmisiones de bienes inmuebles por un piso de la calle de Menéndez Pelayo.
Poco después, los responsables de la inmobiliaria estafada supieron que faltaba una parte de los impuestos patrimoniales por sufragar en el trato de septiembre de 2002 y de esa manera descubrieron el delito. Además de la pena de cárcel, tendrá que indemnizar a la víctima con una cantidad superior a los 23.500 euros.

Un año de cárcel para un asesor financiero que estafó 23.000 euros a una inmobiliaria