La Xunta ve en la ley de accesibilidad la prueba de su “cambio de filosofía”

El vicepresidente de la Xunta, Alfonso Rueda, durante la rueda de prensa en la que explicó los acuerdos del consello, esta mañana en San Caetano. EFE/Lavandeira jr
|

El Gobierno gallego ha aprobado hoy el anteproyecto de ley de accesibilidad para remitirlo al Parlamento y también el decreto que regula la atención temprana a menores hasta los seis años, ha anunciado el vicepresidente de la Xunta, Alfonso Rueda.
Rueda sustituyó al presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, en la reunión semanal del Ejecutivo autonómico por el viaje institucional a Cuba del titular del Gobierno gallego.
En conferencia de prensa, el vicepresidente autonómico destacó que estas disposiciones normativas demuestran el “compromiso” del Gobierno de Galicia con las personas discapacitadas y forman parte del “cambio de filosofía” en la atención a estas personas, según indicó.
El decreto aprobado establece una red de atención temprana por primera vez para atender a menores de seis años con problemas de desarrollo o en riesgo de padecerlos.
Esta nueva red pretende ofrecer una atención integral y transversal en el menor tiempo posible y busca la coordinación de los departamentos de salud, educación y servicios sociales.

Necesaria coordinación
Rueda abogó por la coordinación necesaria entre los departamentos implicados para evitar “las duplicidades que se pudieran producir”.
Según el vicepresidente gallego, el decreto regula y controla que los profesionales que presten esta atención tengan una formación específica, y establece un catálogo específico de apoyo, recursos y servicios.
Para la puesta en marcha de este protocolo, la Xunta concede un período de seis meses y prevé que comience a aplicarse antes de un año. “Es un decreto necesario que tendrá importantes avance a favor de la autonomía de las familias y de los menores que necesitan esta atención”, dijo Rueda.
En cuanto al anteproyecto de ley de accesibilidad, el conselleiro aseguró que uno de los objetivos es actualizar la normativa, ya que la actual data de 1997 y “se han producido cambios relevantes” y también pretende ofrecer un “enfoque más global” sobre la accesibilidad.
De este modo, explicó que antes solo se hablaba de eliminación de barreras arquitectónicas, por ejemplo, mientras que ahora es preciso derribar otras barreras y hacer accesibles servicios como los medios de comunicación, entre otros.
La nueva norma ofrecerá más facilidades para la movilidad a las personas con discapacidad, según comentó Rueda, para el acceso a las comunicaciones, supondrá una mejor coordinación entre departamentos y también mejorará la protección de los derechos de las personas con discapacidades.

nuevas tecnologías
La nueva ley, indicó el departamento de Traballo e Benestar recientemente, incide en las telecomunicaciones, en las nuevas tecnologías y en los servicios de las administraciones públicas, así como en los centros educativos para que sean “completamente accesibles”.
Así, prevé fomentar la formación de profesionales intérpretes de la lengua de signos y guías-intérpretes, así como su presencia en las administraciones.
Por otra parte el Consello de la Xunta ha analizado hoy el balance del plan de cooperación exterior, por el que se han desarrollado 190 proyectos en 34 países, principalmente de Centroamérica y América del Sur.
Rueda ha considerado que el balance es “satisfactorio” tras haber cumplido con 58 de los 64 indicadores de que constaba el plan y haber ejecutado un 93 % del presupuesto que, pese a haber bajado, “como en todos lados”, ha permitido a Galicia avanzar 6 puestos en comparación con otras comunidades.
En próximas fechas se remitirá al Parlamento un nuevo plan de cooperación para su aprobación final. n

La Xunta ve en la ley de accesibilidad la prueba de su “cambio de filosofía”