“Debemos ser un equipo punzante de mediocampo para arriba”

27 febrero 2014 Entrenamiento del Depor en Abegondo
|

israel zautúa
a coruña

El mediocampista Bryan Rabello  considera que la clave para regresar del estadio Alfredo Di Stéfano con los tres puntos en el bolsillo está en que el Deportivo aproveche los contragolpes y se muestre como “un equipo punzante” en ataque.
“El Castilla es un equipo bastante fuerte, con jugadores desequilibrantes, muy rápidos. Esperemos estar bien plantados, tratar de cogerlos a la contra y tratar de tener siempre el balón y ser un equipo punzante y desequilibrante de mediocampo para adelante”, manifestó el futbolista chileno en la rueda de prensa que ofreció antes de la última sesión de entrenamiento de la semana, celebrada en Abegondo a las 10.00 horas.
El joven jugador apuntó que el triunfo es el único resultado que se le pasa por la mente a la plantilla blanquiazul.
“Tenemos el objetivo de salir a ganar el encuentro. Siempre es importante sumar y saldremos con todo al campo del Real Madrid Castilla”, indicó.
El futbolista cedido por el Sevilla también habló sobre la polémica de la semana, el roce entre Luisinho y Juan Carlos durante el entrenamiento del miércoles, que finalizó con el manotazo del portugués al canterano. Una acción que Rabello considera propia de un calentón y que cree que deben olvidar cuanto antes.
“No le damos mucha importancia a lo que pasó, son cosas de un entrenamiento, de la calentura del momento, pero hay que pasar página y centrarse en el equipo”, apuntó.
“Yo estaba muy cerca de lo que pasó, fue una jugada fortuita en la que los dos se chocaron y por ahí hubo un poco de calentura, un par de palabras, pero nada más que eso. Siempre se entrena con mucha dinámica, con mucha fuerza, y, quizá, ahí tuvieron un poco de eso”, añadió.
Rabello se siente “más cómodo y con más confianza” que cuando llegó a la escuadra herculina, en el mes de enero.
“Cada vez me siento mejor con los compañeros y espero seguir esta línea ascendente”, dijo, a la vez que destacó que “creo que he mejorado bastante lo que venía haciendo al principio”.
También considera que el equipo está evolucionando con el transcurso de las jornadas, aunque reconoció que los blanquiazules todavía deben limar algunos fallos.
“Hay que estar tranquilos, aún faltan cosas por mejorar, pero estamos en el buen camino, nos falta seguir sumando, seguir ganando y tener confianza como equipo”, señaló.
Uno de esos aspectos en los que no terminan de alcanzar su cénit es en Riazor, donde el cuadro coruñés volvió a tropezar el pasado fin de semana, al no pasar del empate frente al Tenerife.
“Quizá nos falta un poco dominar más los partidos, tenerlos más controlados, pero esperamos ya tomarle la mano y empezar a ganar en casa”, deseó.
Pese a que, desde su llegada a la escuadra herculina, se le ha exigido que sea uno de los jugadores que deben dirigir la ‘nave’ deportivista hacia el ascenso, el jugador chileno aseguró que no le puede la presión y que se muestra capacitado para seguir ofreciendo cosas en el equipo.
“Me lo tomo con tranquilidad. Si bien es cierto que vine como refuerzo, y lo estoy afrontando de esa manera, tratando de aportar, de ir creciendo en cada partido, de ir dando más cosas al equipo y eso es lo que trato de demostrar en cada partido”, sentenció. n

“Debemos ser un equipo punzante de mediocampo para arriba”