Villa Florentina, cantera de actores

|

Hace más de una década que Villa Florentina, la casa-museo de Wenceslao Fernández Flórez, vio nacer a un pequeño grupo de teatro, y tan pequeño, ya que lo formaban tres personas. Ahora, la Fundación cuenta con más de medio centenar de participantes en sus actividades escénicas.
Una cosa ha llevado a la otra y, recientemente, la Fundación Wenceslao ha puesto en marcha la Escuela de Teatro O País de Papel, nombre tomado, claro, de una de las obras del autor. “Aínda que el non escribiu moito teatro, tivo unha longa traxectoria como espectador e crítico. O libro ‘O país de papel’ fala dos medos que senten os autores teatrais no momento da estrea”, explica Alicia Longueira, directora de la Fundación y actriz-profesora en la escuela de teatro.

formación diversa
Longueira reconoce que, a pesar de no ser profesionales, cuentan con personal voluntario formado en teatro y ofertan al público cursos sobre disciplinas escénicas concretas, además de “pequenos talleres teatrais” para tocar todos los palos en el escenario.
Fernando Martínez Gallego, Alfredo Rodríguez, Lucía Cernadas y la propia Alicia Longueira se encargan de formar a los alumnos y preparar distintas obras, entre las que se encuentran clásicos como “Arsénico por compasión” y “As laranxas máis laranxas de todas as laranxas”, además de otras como “O polo saltón” y “O círculo de tiza”.
La casa donde veraneaba el autor de “El bosque animado”, en Cecebre, rebosa actividad durante la semana, incluidos los domingos. Precisamente, Villa Florentina acoge el día del Señor a numerosos devotos, en este caso de genios españoles como Valle Inclán, Jardiel Poncela o Buero Vallejo, pero también de los griegos Aristófanes o Esquilo.
“Temos grupos de teatro con nenos desde os seis anos e tamén adultos... Mesturámonos todos e imos formando unha gran familia. E pensar que todo comezou con tres de nós facendo unha obriña no 2002...”, recuerda Alicia Longueira, quien recibe de buen grado la noticia de que el Gobierno cambrés planea construir un auditorio municipal en los próximos años. “O Concello sempre colabora con nós cando lle pedimos un espazo para actuar ou mesmo ensaiar, pero un auditorio satisfaría a moitos colectivos artísticos”, dice.
Los grupos Fas que Fas (senior), Volvoreta (infantil) y Tarambana (juvenil) ya forman parte del panorama teatral provincial y participan cada año en el Certamen Candilejas Don Bosco y en la Rede Cultural de la Diputación. Ahora, la cantera de actores de Cecebre seguirá creciendo con la escuela O País de Papel.

Villa Florentina, cantera de actores