Un Carnaval inspirado en Iggy Pop y los chicos de Edimburgo

|

Belmont ofrecerá el sábado un decorado habitual a la hora de coger el tenedor y el cuchillo. Sin embargo, cuando den las doce y los comensales acaben el postre, el telón se irá a los años 90 y sobre la pista, sonará Iggy Pop y el “Lust For Life”, con el que la butaca más joven afiló aún más su rebeldía. Con motivo del estreno de la segunda parte de “Trainspotting”, los Ewan McGregor y Ewen Bremne servirán 20 años después de inspiración a los que se acerquen al local de Monte Alto, que promete empapelar las paredes con un cartel de la película y las escenas que hicieron peinar a medio mundo las calles de Edimburgo. 
Desde Belmont dicen que no faltará una pinchada acorde con la temática. Se escuchará a Bowie y Lou Reed y los presentes bailarán brit pop. Solo tendrán que copiar la estética de la época. Para los que se encuentren faltos de ideas, el promotor les da una pista de oro y sitúa sobre el tablao a  las Spice Girls y a Aqua con “Barbie Girl”. Así que toca calzarse los jeans de talle alto y abrazarse a americanas sin fin, tan amplias como las risas que provocó el film que hoy vuelve a hacer un guiño a la misma generación, pero dos decenios más tarde. Lo hace para constatar que el mundo ha cambiado. No es mejor ni peor, es diferente. 
Belmont no será el único original de su especie. El Carnaval se celebrará también de manera distinta en la Nave 1839, donde preparan para el sábado un Cluedo viviente, con invitados a la caza de pistas. El Garufa Club se empapará el lunes de los años 20. La sala le besará la mano a muchachas con ondas marcadas y cigarro en boquilla y la música la pondrán Hot Chocolates. Será a partir de las 23.00 horas. Mientras, el Espiral Bar organiza el sábado un entroido “apadano”. El 10% de la caja irá directo a los peludos de la protectora. n

Un Carnaval inspirado en Iggy Pop y los chicos de Edimburgo