El Ayuntamiento adjudicó obras por valor de 1,27 millones el año pasado

El año pasado se llevó a cabo la eliminación de la mediana de Curros Enríquez | quintana
|

El servicio de Infraestructuras del Gobierno municipal adjudicó el año pasado obras por valor de 1,27 millones de euros, una cifra muy inferior a la registrada en 2014, último año completo de mandato popular, en la que este mismo aspecto concluyó con 14 millones.
El Partido Popular critica el descenso del 91% en este sentido entre ambos ejercicios “confirmando así la parálisis de la Marea a la hora de ejecutar obras que mejoren la calidad de vida de los coruñeses”.
Este registro está extraído de la memoria de gestión municipal del año pasado, en la que se hace un análisis y balance de las actuaciones de todo el ejercicio. Los grupos de la oposición han criticado continuamente en los dos años de mandato de la Marea las pocas obras que se llevan a cabo en la ciudad.
Este no fue el único aspecto que criticaron desde la formación popular. Así, también explican que durante el año pasado se ejecutó el 43% del presupuesto del servicio de Infraestructuras, dependiente de la Concejalía de Regeneración Urbana y Derecho a la Vivienda que encabeza Xiao Varela.
La comparativa con los datos de 2014 vuelve a ser bastante negativa en este caso ya que durante este año el porcentaje de presupuesto ejecutado alcanzó el 83%. Además, el porcentaje de facturas abonadas en Infraestructuras pasó del 98% en 2014 al 47% en 2016, apuntan desde el PP.

Actuaciones
Desde el Partido Popular también destacan que el departamento de Conservación, perteneciente a este mismo servicio, llevó a cabo “un 51% de actuaciones menos de mantenimiento” que las realizadas en el año 2014 y “un 87% de actuaciones menos en alumbrado público”.
Por otra parte, los contratos adjudicados en relación a estas intervenciones se reparten entre menos empresas. Si en 2014 hubo 117 compañías diferentes que recibieron adjudicaciones en este ámbito, el año pasado esta cifra se redujo a 81, lo que supone un 31% menos.
Desde el Partido Popular consideran que estos datos confirman que el Gobierno local se encuentra “muy lejos de la anunciada y no ejecutada promesa de transparencia y concurrencia”.
Los datos negativos extraídos de la memoria de gestión por la formación popular van más allá, ya que resaltan que las cantidades de trabajos iniciados por parte del servicio de Infraestructuras descendieron un 9%. Además, también son más bajos los datos de trabajos terminados, un 3% menos; de expedientes tramitados de oficio, un 68% menos; y el número de obras terminadas, un 37% menos.
Mientras, el servicio de Vivienda, también incluida dentro de la Concejalía de Regeneración Urbana y Derecho a la Vivienda de Xiao Varela, también experimentó algunos descensos en diversos aspectos.
Uno de los principales fue la diferencia entre los porcentajes de presupuesto de este servicio que fueron ejecutados el año pasado y en 2014. La memoria de gestión municipal refleja que el año pasado se ejecutó el 52%, mientras que en 2014 esta cifra había sido del 64%.

Subvenciones
Otro apartado que destaca el Partido Popular hace referencia a las subvenciones. Las cantidades ejecutadas en este ámbito se repiten en comparación con las de la ejecución general del servicio, un 52% frente al 64%.
Además, también destacan que se redujo el número de expedientes de subvenciones resueltos, un 22%, así como un 3% el importe de aquellas que fueron abonadas, que se quedaron por debajo de los cinco millones de euros.
Por último, desde el Partido Popular destacan que el Gobierno local solo firmó tres contratos de alquiler de viviendas municipales a pesar de que en la memoria de gestión del año pasado se explica que había quince vacías.
En 2014 el PP había rubricado 25 de estos acuerdos, por lo que el año pasado se produjo una reducción del 6,82% en la recaudación de los alquileres de estas viviendas municipales.
Estos datos respaldan las críticas realizadas desde las formaciones de la oposición respecto a las pocas intervenciones que se están llevando a cabo en la ciudad. Este aspecto también fue criticado por otros sectores como la construcción o el comercio.

El Ayuntamiento adjudicó obras por valor de 1,27 millones el año pasado