Los economistas prevén una caída de 40.000 millones de la recaudación y que el déficit suba al 15% del PIB

09 marzo 2017 página 33 / 02 abril 2017 página 57 / 26 abril 2017 página 34 / 09 julio 2017 página 57 / 28 octubre 2017 página 39 / 05 noviembre 2017 página 56 / 07 enero 2018 página 56 Piso, pisos, viviend
|

El Consejo General de Economistas prevé una caída de la recaudación de 40.000 millones de euros, hasta los 170.000 millones, lo que podría hacer disparar el déficit público por encima de los 182.800 millones de euros, el 15,21% del PIB, como consecuencia del impacto económico del Covid-19.

Así lo han señalado en una rueda de prensa virtual para presentar las novedades de la Campaña de la Renta 2019 el presidente del CGE, Valentín Pich, y el presidente del Registro de Economistas Asesores Fiscales (REAF) del Consejo General de Economistas (CGE), Jesús Sanmartín.

En concreto, han explicado que sus estimaciones apuntan a que el gasto derivado de las medidas por unos 120.000 millones de euros implementadas por el Gobierno para paliar los efectos de la pandemia, junto a la caída de 40.0000 millones de los ingresos y el déficit previsto de 22.800 millones previo a la pandemia, podría elevar el déficit en torno al 15,21% del PIB, hasta los 182.800 millones de euros.

Aunque los ingresos no registrarán la caída histórica del año 2019, cuando retrocedieron en 120.576 millones de euros, el "socavón" en la recaudación podría llevar a que el déficit supere incluso el máximo del 11,3% del PIB alcanzado en el año 2009 en la anterior crisis financiera.

Por ello, Pich ha reclamado ha reclamado propuestas "sensatas y realistas" y "arrimar todos el hombro", ya que algunas medidas tributarias y de liquidez aprobadas por el Ejecutivo se quedan "muy cortas", aunque desde el CGE valoran la implementación de algunas de ellas en el actual contexto de crisis sanitaria.

En este sentido, el secretario técnico del REAF-CGE, Luis del Amo, ha explicado que el aplazamiento para la presentación de las declaraciones trimestrales de IVA y pago fraccionado de Sociedades e IRPF está limitado a las "micropymes", con una facturación de hasta 600.000 euros.

CONSEJOS ANTE LAS NUEVAS MEDIDAS TRIBUTARIAS

Los economistas han recomendado que aunque no se tengan todos los datos necesarios para confeccionar de manera completa la declaración a presentar el próximo 20 de abril, si las ventas son superiores a 600.000 euros, se presente, y subrayan que lo recomendable es hacer constar en un escrito cómo y por qué se hace así, puesto que, ante una eventual regularización, si la Administración iniciara expediente sancionador, siempre se podrá recordar la inexistencia de responsabilidad por causas de fuerza mayor.

Además, instan a disponer de liquidez suficiente en la cuenta bancaria el día 30 de abril si tiene vencimientos de aplazamientos o fraccionamientos notificados antes del 14 de marzo, ya que todos los vencimientos pendientes se cargarán el 30 de abril sin incremento de su cuantía.

Si la notificación se produce a partir del 14 de marzo, todos los vencimientos se cargarán el 20 de mayo, sin incremento de su cuantía.

En los casos en los que se haya notificado un acto administrativo antes del estado de alarma -hasta el 13 de marzo- y el plazo para interponer el recurso de reposición o la reclamación económico-administrativa no había finalizado en esa fecha, recomiendan tener en cuenta que el mes del que se dispone para interponerlo comienza el 1 de junio de 2020. Lo mismo ocurre si recibió la notificación desde el 14 de marzo o más adelante y hasta el 30 de abril.

Para quienes vayan a solicitar una devolución de ingresos indebidos, explican que en principio disponen de cuatro años para hacerlo desde que se realizó el ingreso o terminó el período voluntario de pago.

Desde el 14 de marzo hasta el 30 de abril no corre el plazo de prescripción para solicitarla y, por ello, el plazo será de 4 años y 48 días más, pero los economistas matizan que también a la Administración se le ha ampliado el plazo en la misma medida para comprobar las autoliquidaciones.

Igualmente, Del Amo también ha aconsejado a los contribuyentes, en caso de que les salga a devolver, que esperen al próximo Consejo de Ministros porque la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, anunció que se facilitará de manera temporal el cambio de módulo "por un año" y la opción de elegir el sistema de estimación objetiva.

Por último, para los que disponen de una sociedad cuyo volumen de operaciones que en 2019 no superó 600.000 euros, y viene realizando los pagos fraccionados en función de la cuota del último ejercicio declarado, en caso de que le pueda interesar cambiar al sistema de base, recomienda no declarar aún y esperar a ver qué se acuerda en el próximo Consejo de Ministros.

CAMPAÑA DE LA RENTA

Durante la comparecencia telemática, los economistas han vuelto a abogar por una ampliación de los plazos de la Campaña de la Renta, que empezó el pasado 1 de abril y concluirá el próximo 30 de junio, ante las dificultades para presentar documentación debido a las restricciones de movilidad por la pandemia del coronavirus.

Los expertos han explicado las "pocas novedades" de esta campaña, que consisten en el incremento de 12.643 euros a 14.000 euros del importe máximo de los rendimientos del trabajo cuando se tiene más de un pagador para no tener que declarar; y en algunos cambios en la gestión del impuesto como tener que rellenar más datos por los propietarios de inmuebles alquilados y por los empresarios y profesionales.

Los economistas prevén una caída de 40.000 millones de la recaudación y que el déficit suba al 15% del PIB