Albada augura el final de la huelga para la semana que viene “sí o sí”

El Ideal Gallego-2013-10-06-003-8a1aaf0a
|

Las banderas y pancartas volvieron a salir a la calle. Esta vez eran cerca de 400, según la Policía Local, los trabajadores del sector de basuras los que marcharon por el centro de la ciudad para exigir un nuevo convenio y la vuelta de los compañeros despedidos de la planta de reciclaje de Nostián. Muchos manifestantes no habían logrado pegar ojo desde la noche anterior, cuando comenzó un nueva jornada de paro convocada por los sindicatos, y probablemente les costará dormir hasta que se llegue a un acuerdo. Pero, según fuentes de Albada, no tienen por qué preocuparse: “la semana próxima se va a llegar a un acuerdo sí o sí”.
Tras la afirmación de la concesionaria de basuras se esconde la certeza de que los manifestantes se encuentran agotados tras 70 días de huelga. El propio presidente del comité de empresa, Xosé Manuel Vilariño, reconoció mientras marchaba con el resto de los manifestantes por Los Cantones: “nunca pensei que chegaríamos tan lonxe e que isto duraría tanto”. Las dos partes se han sentido perjudicadas por el largo conflicto laboral, pero fuentes de la concesionaria consideran que el hecho de que desde hace más de una semana los trabajadores acudan a trabajar de forma normal, ignorando los servicios mínimos, es la prueba de que el comité está agotado. También señalan que la jornada de huelga convocada ayer fue extremadamente tranquila, sin ningún incidente parecido al que tuvo lugar otras veces, como quemas de contenedores.
Pero Paulo Carril, secretario confederal de CIG, asegura que lo que marcó la jornada de huelga fue “o despliegue policial descomunal” en el marco de la lucha contra una “brutal reforma laboral”. También recordó que los trabajadores consideran el ERTE ilegal y que la forma en la que está actuando la empresa es “terrorismo laboral”. Hay que tener en cuenta que el expediente de regulación de empleo temporal se presentó el día uno de este mes, sin que se llegara a un final negociado, y que la empresa podrá aplicarlo de forma unilateral a partir de mediados de mes.

Carga de trabajo
En todo caso, la base para presentar el ERTE es que la pérdida de los ingresos procedente de los ayuntamientos del Consorcio de As Mariñas, que cuando comenzó el conflicto desviaron sus residuos a la planta de rechazos de Sogama, implicaba que el número de trabajadores de la plantilla fuera “muy superior” al de la carga de trabajo. Sin embargo, desde mediados del mes pasado As Mariñas envía toda su basura a Nostián, incluida la que genera un municipio como Sada, que nunca había empleado los servicios de Albada.
Desaparecidas las razones por las que hacer efectivo el ERTE, existen serias dudas sobre si se llevará a cabo. En cualquier caso, el comité de empresa ha solicitado una nueva reunión para el lunes. De no llegar a una solución, los trabajadores reclamarían que el conflicto lo decida un mediador de la Axencia Galega de Arbitraxe (AGA). Pero esta medida tendría que aprobarla Albada, y tiene pocas razones para ello: “Ahora estamos en una huelga que ya ni es una huelga”. 

Albada augura el final de la huelga para la semana que viene “sí o sí”