Nueve finales sin margen de error para los coruñeses

02 septiembre 2019 / 07 septiembre 2019 Fútbol Segunda División Temporada 2019-2020 Rayo Vallecano - Deportivo 3-1
|

Nueve finales esperan al Deportivo de aquí al 19 de julio y la escuadra que dirige Fernando Vázquez prácticamente no tiene margen de error.

Quedan 27 puntos por disputarse y los blanquiazules necesitan sumar al menos catorce para alcanzar esa cifra de 51 que, en principio, debería asegurarles la permanencia en Segunda División la próxima temporada.

Para alcanzar dicho registro, el conjunto coruñés debe ganar prácticamente la mitad de sus partidos. Cuatro triunfos más un par de empates le darían esos catorce puntos, así que, como mucho, puede sufrir tres derrotas en los nueve encuentros que restan de la competición.

 

Dos duros escollos

La primera de las finales que esperan a los herculinos es ante un adversario muy duro, que ha regresado fuerte del parón de la Liga por la epidemia de Covid-19.

Aunque el Rayo Vallecano era uno de los principales aspirantes al ascenso a principio de curso, no arrancó bien la temporada y pronto se vio alejado de los puestos de privilegio. Sin embargo, en los últimos encuentros le ha tomado el pulso a la competición. Desde el regreso de la Liga, el cuadro que dirige Paco Jémez ha ganado al Albacete y al Fuenlabrada y ha sumado un importante empate contra el Cádiz. Resultados que le han permitido auparse a la séptima plaza de la clasificación, empatado con la sexta, que da opción a disputar el playoff.

Eso sí, el cuadro madrileño, que visita Riazor mañana a las 17.00 horas, solo ha ganado dos de los dieciséis partidos que ha jugado fuera de su estadio este curso.

Otra prueba complicada espera a los deportivistas tres días después. Precisamente, el equipo blanquiazul visitará al principal rival del Rayo ahora mismo por esa sexta plaza, el Elche. Ilicitanos y vallecanos suman los mismos puntos.

El duelo con el cuadro alicantino tendrá lugar el próximo martes —Noche de San Juan— a partir de las 19.30 horas. Aunque se trata de una cita difícil para el Deportivo, queda el consuelo de que el Elche no luce unos números demasiado buenos en su campo, ya que solo ha ganado cinco de los dieciséis encuentros que ha jugado en el Martínez Valero.

Por primera vez desde que se reanudó la competición, el conjunto herculino dispondrá de cuatro días para preparar un partido. Será el duelo correspondiente a la trigésima sexta jornada, frente a la Ponferradina. Un enfrentamiento que tendrá lugar el sábado día 27 de junio en Riazor a las 17.00 horas.

El cuadro berciano ha retomado la Liga con energías, ya que ha sumado cuatro de los seis puntos disputados, con un empate en Oviedo y una victoria frente al Elche.

De nuevo, a los coruñeses les toca hacer las maletas en el siguiente test para viajar a Tenerife, donde les espera el rival contra el que comenzó la reacción en la última jornada de la primera vuelta.

La quinta prueba, prevista para el fin de semana del 4 y 5 de julio, será ante uno de los principales aspirantes al ascenso, el Huesca, en casa.

 

La Rosaleda

Tres días después, espera un partido que puede ser crucial tanto para el Deportivo como para su oponente, el Málaga, que a día de hoy tan solo luce dos puntos más que los coruñeses en la clasificación. Un choque en La Rosaleda vital para ambos.

En la cuadragésima jornada, espera un nuevo rival directo, el Extremadura. El cuadro azulgrana actualmente es penúltimo de la Liga con cinco puntos menos que los blanquiazules y solo ha ganado tres de los dieciséis encuentros que ha disputado como visitante.

El miércoles 15 de julio, espera el Mirandés, un equipo al que le ha sentado de maravilla el parón liguero, ya que ha ganado los dos partidos que ha disputado desde el regreso a la competición.

El Depor cerrará la temporada el fin de semana del 18 y 19 de julio en Riazor. El adversario, el Fuenlabrada, que actualmente suma cinco puntos más que los herculinos.

Nueve finales sin margen de error para los coruñeses