España, segundo país europeo con menor capacidad para atajar la pobreza infantil

Una madre ayuda a dar de comer a un niño en un comedor. EFE/Archivo
|

España es el segundo país europeo, por detrás de Grecia, que menor capacidad tiene para atajar la pobreza infantil a través de sus ayudas sociales, que sólo han logrado reducir el riesgo en un 6,9 por ciento, según un informe de Save the Children.

El documento "Pobreza infantil y exclusión en Europa", que ha sido presentado hoy, indica que esta problemática no solo significa que no se cubran las necesidades más básicas de los niños sino que tampoco puedan participar en actividades deportivas, culturales y otras actividades de ocio.

En Europa, casi 27 millones de niños estaban en riesgo de pobreza en 2012, último año del que, según la ONG, existen datos disponibles y subraya que este fenómeno está "estrechamente relacionado" con un apoyo económico insuficiente del sistema de bienestar junto con las "pobres condiciones laborales de los padres".

La investigación muestra que la efectividad de las intervenciones estatales redistributivas -tanto en términos de nivel de gasto como en transferencias sociales diseñadas específicamente para beneficiar a la infancia- representa "un factor importante" que influye en la pobreza infantil en todo el continente junto con el empleo.

Los Estados con menos niños en situación de pobreza (países nórdicos, Austria, Eslovenia y Holanda) son los que tienen un gasto específicamente diseñado "para abordar las causas profundas de la pobreza infantil".

España, segundo país europeo con menor capacidad para atajar la pobreza infantil