El PPdeG aprueba en solitario la adaptación gallega de la ley de reforma local de Montoro

GRA359. SANTIAGO DE COMPOSTELA, 27/05/2014.- El vicepresidente de la Xunta, Alfonso Rueda (i); el conselleiro de Medio Ambiente, Agustín Hernández (c), y el presidente de la Xunta, Alberto Núñez feijóo (d), en un momento
|

El Parlamento gallego aprobó ayer, con los votos del PP, una ley de medidas urgentes que tratará de aplicar en Galicia la reforma local que impulsó el Gobierno central y adaptarla a las peculiaridades de Galicia, y que mantiene los servicios sociales que prestan los ayuntamientos.
La norma recibió el visto bueno únicamente del grupo popular, ya que toda la oposición coincidió en lamentar que la Xunta no hubiese recurrido la norma general ante el Tribunal Constitucional porque, en su opinión, invade competencias de la Xunta y supondrá la privatización y mercantilización de los servicios que prestan los ayuntamientos.
La Xunta había aprobado este anteproyecto el pasado marzo en un Consello en el que el vicepresidente, Alfonso Rueda, había anunciado que la aplicación de la ley nacional haría necesario actuar en el plazo más corto posible para solucionar los problemas prácticos y las dudas que genera la norma de rango nacional en su aplicación.
Con la ley aprobada ayer también se habilitan los ayuntamientos para seguir ejerciendo competencias en áreas como igualdad, consumo, juventud o escuelas infantiles.
Además, el Parlamento gallego rechazó la demanda del PSdeG de que la Xunta “devuelva” la parte proporcional de la paga extra de diciembre de 2012 a los funcionarios, que fue denegada “en contra de la Constitución y de los derechos laborales”, en opinión de los socialistas.
La popular Paula Prado, que tuvo un reconocimiento para el esfuerzo que han hecho los funcionarios, señaló que la reducción de las pagas fue una medida “extraordinaria” y “puntual” que, junto con otras medidas tomadas frente a la crisis, resultaron imprescindibles para garantizar la prestación de servicios públicos.
Apuntó, además, que a los empleados públicos se les “quitó su salario” entre un cinco y un 10 por ciento por el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero.
Argumentó igualmente que el PP heredó un déficit de 9.000 millones de euros en el Estado. Por ello, calificó de “sorprendente” que el BNG o el PSOE no se hubiesen interesado por los empleados públicos durante la época socialista.
“A los empleados públicos les respetamos muchísimo y les reconocemos el esfuerzo que hicieron para que Galicia y España se encuentren en la senda de la recuperación”, manifestó.
Este asunto fue debatido por la Cámara en dos ocasiones durante el pleno, la primera de ellas a través de una propuesta de la socialista Beatriz Sestayo. n

El PPdeG aprueba en solitario la adaptación gallega de la ley de reforma local de Montoro