Sánchez logra prorrogar la alarma con menos apoyos y más críticas

GRAF1552. MADRID, 06/05/2020.- El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez tras su intervención en el pleno del Congreso este miércoles donde se autorizará otra prórroga del estado de alarma solicitada por el Gobierno. EFE
|

El Gobierno logró, gracias a Ciudadanos y el PNV, la autorización del Congreso para prorrogar el estado de alarma, aunque recibió críticas de toda la oposición, incluso de las fuerzas que le han apoyado y que ayer le exigieron que busque alternativas.

Por la mínima, con solo 178 votos a favor, los del PSOE, Unidas Podemos, Cs, PNV, Teruel Existe, Coalición Canaria, Nueva Canarias, PRC, Más País y Compromís, se aprobó la ampliación del estado de alarma hasta el día 24.

Los votos en contra fueron 75 y las abstenciones, incluidas las del PP, ascendieron a 97, un resultado que representa el menor apoyo político con respecto a las otras tres prórrogas aprobadas desde que se decretó el estado de alarma el pasado 14 de marzo.

El Ejecutivo de Pedro Sánchez recibió este aval a cambio de comprometerse a dar un mayor protagonismo a las comunidades y de aceptar las condiciones que le pusieron los nacionalistas vascos y Ciudadanos.

Luto oficial

La desescalada será en “cogobernanza” con las comunidades y se tomarán medidas consensuadas, dijo Sánchez en un hemiciclo en el que escuchó críticas a su gestión de toda la oposición y advertencias para que prepare un “plan B” de gestión de esta crisis que ya ha provocado cerca de 26.000 víctimas mortales.

Por todas ellas, se decretará luto oficial una vez el país entre en la “fase 1” de la desescalada y se celebrará un acto de homenaje que ya se está preparando, ha anunciado Sánchez.

El presidente pidió “unas semanas más”, sin especificar cuántas, para mantener la actual situación porque sería “un gran error absoluto” revocar las limitaciones de circulación y comprometer las ayudas en favor de autónomos, pymes y familias.

Desde Ciudadanos, su presidenta Inés Arrimadas justificó que ha apoyado la prórroga, tras pactar una serie de condiciones con el presidente, porque cree que es lo mejor para los españoles y advirtió a Sánchez de que, al margen de lo que pueda pasar dentro de dos semanas, “necesita un plan B de salida”.

También el PNV condicionó su apoyo, en su caso, a la “cogestión” de la desescalada con las autonomías, propuesta aprobada por la Cámara Baja, que se incluirá en el decreto del estado de alarma.

Su portavoz en el Congreso, Aitor Esteban, apuntó además la posibilidad de que no todas las fases del desconfinamiento precisen del estado de alarma y recordó que la ley permite su aplicación parcial.

La réplica del líder de la oposición, Pablo Casado, al jefe del Ejecutivo se centró en que esta situación no puede mantenerse de forma indefinida y en que la intención de Sánchez no es otra que mantener poderes políticos “absolutos”.

También se alejó del Gobierno ERC, formación que rechazó la ampliación y reprochó al jefe del Ejecutivo que haya elegido a la derecha para negociar en lugar de a los republicanos.

El portavoz de los republicanos, Gabriel Rufián, y el de Unidas Podemos, Jaume Asens, protagonizaron un duro intercambio de reproches a cuenta de la negativa de los republicanos a apoyar la prórroga. El dirigente de los comunes acusó al independentista de dejarse arrastrar por el presidente de la Generalitat, Quim Torra, y este, a su vez, señaló las “contradicciones” del partido morado y sus confluencias, por el pacto con Ciudadanos.

Otro voto en contra, el de Vox, no ha sorprendido a nadie. A Vox y a los partidos que no apoyaron la prórroga se dirigió Asens, para pedirles “un poco de decencia” y “que dejen de instrumentalizar a los muertos y el dolor ajeno” para perseguir sus objetivos, bien sean “la independencia de Cataluña o la caída del Gobierno”.

La mayoría de las formaciones regionales minoritarias también votaron a favor de la prórroga, aunque todas han pedido cambios al presidente y diálogo con las autonomías. l

Sánchez logra prorrogar la alarma con menos apoyos y más críticas