El Café Royale suma más denuncias y el derribo de su terraza continúa en el aire

19 julio 2015 A Coruña.- El derribo de la terraza de un local de Los Cantones Village, paralizado durante un año La terraza cerrada y cubierta está franqueada por otras dos abiertas
|

 La propietaria del Café Royale, instalado en la planta baja de Los Cantones Village, frente a los jardines de Méndez Núñez y el hotel Atlántico, ha recibido otra sanción de 2.400 euros por vulnerar la ley antitabaco, mientras todavía no hay resolución sobre la terraza del local que está pendiente de derribo. El pasado 26 de junio las autoridades sanitarias abrieron un expediente sancionador que se resolvió el pasado martes con la publicación en el DOG de la multa por incumplir la normativa que regula la venta y consumo tabaco en lugares públicos. Sin embargo, esta no es la primera vez ya que al respecto del incumplimiento de la ley antitabaco se han formalizado reclamaciones ante la Policía Local, el Servizo de Alertas Epidemiolóxicas, la Dirección Xeral de Saúde Pública, la Axencia Turismo de Galicia, el Servicio de Disciplina Urbanística de A Coruña, la Consellería de Presidencia, el Área de Medio Ambiente local y el propio Ayuntamiento. Además en esos informes se señala que el citado local incumple los horarios de cierre establecidos y que permanece abierto transcurridas dos horas o más del límite legal permitido. Añaden los escritos, a los que ha tenido acceso este diario, que tampoco se cumple la reglamentación sobre ruidos, porque la música tiene un volumen excesivo que perturba las horas de descanso de los vecinos, especialmente de los huéspedes del hotel. Por si estos hechos no fueran suficientes, los oficios enviados a las autoridades señalan que en el Café Royale se fuma de forma habitual, con el consentimiento de los propietarios, en espacios donde está prohibido y aquellos lugares habilitados para hacerlo no cumplen con los requisitos establecidos en la normativa. De hecho, a finales del pasado septiembre, con la respuesta del Ayuntamiento sobre el derribo de la terraza del establecimiento ya en el aire, la Policía Local acudió al Café Royale. Los agentes comprobaron la existencia de una terraza cerrada con una estructura de aluminio –en la que encontraron una importante cantidad de colillas– y otras dos abiertas a ambos lados de esta, todas dotadas de barras de servicio. Al pedirle al responsable del local las licencias, este aseguró que están incluidas en la licencia del establecimiento.

El Café Royale suma más denuncias y el derribo de su terraza continúa en el aire