El temporal “Fabien” fue el más dañino de los últimos diez años en la ciudad

Uno de los mayores daños que provocó “Fabien” fue en la plaza de A Palloza, donde desarraigó dos árboles | patricia g. fraga
|

Todavía no ha concluido la época de temporales, pero las últimas alertas han sido bastante benignas con la ciudad, que apenas ha registrado incidencias. Ahora que nos encontramos en la recta de marzo, resultan lejanos episodios como el temporal “Fabien”, que provocó en la ciudad 193 incidencias poco antes de Navidad. Pero este suceso queda consignado en las estadísticas municipales. Concretamente, en la memoria de Bomberos, que durante 2019 llegó a rozar casi 2.000 incidencias debido a estos fenómenos meteorológicos, que fueron los hechos más relevantes del año pasado en cuanto a emergencias.

No es para menos: “Fabien” resultó ser el fenómeno meteorológico más destructivo para la ciudad de todo el decenio. Desde las 09.00 del sábado 21 de diciembre hasta las 09.00 de domingo 22, la Policía Local y Bomberos tuvieron que intervenir en un total de 183 incidencias en la ciudad. En la madrugada del domingo los servicios de emergencia actuaron hasta en 20 ocasiones, una de ellas por la caída de un árbol, tres por problemas con las luces de Navidad y otras seis por incidentes relacionados con el alumbrado público. En La Marina, Alfredo Tella, Severo Ochoa, Salvador Madariaga y la plaza de Pontevedra se sucedieron las caídas de planchas, daños en los tejados y desprendimientos en las fachadas.
 

CASI 1.200 PARCELAS DEBERÁN DESBROZARSE ANTES DE 31 DE MAYO
El Plan Municipal de Prevención y Defensa contra Incendios Forestales se llevará al pleno del jueves. En él se determina que 1.196 parcelas, la mayoría propiedad privada, deberán desbrozarse antes del 31 de mayo. De estas, 200 situadas en San Pedro de Visma se consideran de alto peligro. En el futuro, el Ayuntamiento quiere ampliar el plan a edificios situados a 400 metros de monte.


Velutinas

Por lo demás, no se esperan grandes sorpresas en las estadísticas de emergencias correspondientes al año pasado. Los incendios, en sus distintas variantes (urbano, industrial y forestal) mantienen cifras semejantes a las de 2018, e igual ocurre con una nueva amenaza que se ha dejado sentir desde hace más de cinco años: la avispa velutina.

En efecto, la retirada de nidos supone mucho trabajo para los servicios de emergencia, y durante los meses primaverales y veraniegos llegan a suponer un verdadero incordio en los barrios de la periferia, como Novo Mesoiro o A Zapateira. En cada salida los bomberos nunca retiran un solo avispero. Normalmente son dos, pero muy a menudo son tres, o incluso cuatro. Es lo que hizo que el epígrafe de varios, bajo el que se agrupan, pasara de 147 en 2015 a 393 en 2018. Sin embargo, durante 2019 las temperaturas se mantuvieron más bajas que en anteriores veranos, lo que provocó que se encontraran menos nidos de estas avispas asiáticas.

El temporal “Fabien” fue el más dañino de los últimos diez años en la ciudad