La Xunta afirma que ahorró 1,8 millones en gastos derivados de los coches oficiales

|

 El director xeral de Relacións Parlamentarias, Gonzalo Ordóñez, aseguró ayer que la Xunta ha ahorrado 1,8 millones de euros en esta legislatura en carburante, peajes y reparaciones de coches oficiales.

En respuesta al PSdeG en la comisión Institucional, donde se abordaron 167 preguntas socialistas sobre el parque móvil, Ordóñez explicó que en los últimos doce meses, entre abril de 2011 y febrero de 2012, el gasto en este ámbito fue de 693.701 euros.

Esto supone casi un 43 por ciento menos que en entre abril de 2008 y marzo de 2009, cuando el Gobierno bipartito destinaba a este fin 1,2 millones de euros, según Ordóñez.

Además, indicó que el gasto del coche del presidente de la Xunta en carburante entre abril y junio de 2011 fue de 1.864 euros; mientras el del conselleiro de Presidencia fue de 2.207 euros; el de Medio Ambiente, 2.043 euros; el de Economía, 1.709 euros; y el de Facenda, 1.413.

Ordóñez también explicó el gasto de carburante de los vehículos de otros altos cargos, por debajo de los conselleiros, aunque añadió el coste previsto para el mismo trimestre de este año, tras la aplicación del nuevo sistema de uso compartido de vehículo o la supresión del coche oficial para determinados cargos, como los directores xerais.

El conselleiro de Presidencia gastó más en carburante, 2.207 euros en dos meses, que el presidente

 

El diputado del PSdeG José Manuel Lage Tuñas criticó que Ordóñez haga una estimación de lo que pueden gastar en carburante altos cargos que ya no tiene coche asignado, por lo que apuntó que el director xeral utiliza “datos inventados”, ya que es “imposible” calcular cuál puede ser su gasto.

Así, consideró que la Xunta intenta “burlarse del Parlamento en términos políticos” porque usa las preguntas de la oposición para “echar el botafumeiro” sobre la información solicitada y “dar un pase torero” con los datos.

El PSdeG presentó para esta comisión, que se inició a las 10.30, un total de 167 preguntas relacionadas con el parque móvil de la Xunta, sobre las que Lage recordó que fueron planteadas por escrito y quedaron sin contestar.

Por eso, ayer insistió en tener esta información que el Gobierno le niega “desde hace año y medio” a este respecto. A su juicio, la cuestión no es la temática de las preguntas, sino el respeto al Parlamento que debe tener el Ejecutivo, al que acusó de “intentar ahogar” la Cámara legislativa.

A su juicio, la Xunta no quiere dar datos por escrito sobre los coches oficiales porque “sabe que hay vehículos que no se utilizaron de forma correcta”, con algunos de ellos infrautilizados o empleados para cuestiones no oficiales.

Además recriminó que fue el PP el que se dedicó tras su llegada a la Xunta a “divulgar costes” del coche oficial del anterior presidente, Emilio Pérez Touriño, y usar los datos “de forma miserable” para atacar al anterior Gobierno bipartito.

La comisión Institucional vivió ayer una situación “excepcional”, en palabras de su presidente, el popular Agustín Baamonde, toda vez que fueron incluidas un total de 167 preguntas para las que el socialista J Lage Tuñas había pedido, “hace más de seis meses”, una respuesta por escrito a la Xunta.

El reglamento establece que las preguntas deben ser contestadas en un máximo de 40 días o, en caso contrario, su autor tiene la potestad de “ordenar que se incluyan en el orden del día de la siguiente sesión de la comisión, donde recibirán el tratamiento de las preguntas orales”.

De este modo, la petición de datos sobre el gasto en carburante, peajes, neumáticos y peajes de los coches oficiales de la Xunta se convirtió en un debate de más de cuatro horas.

La Xunta afirma que ahorró 1,8 millones en gastos derivados de los coches oficiales