Descubren un arsenal con explosivos para un atentado “grave e inminente” en Francia

French army paratroopers patrol near the Eiffel tower in Paris, France, March 30, 2016 as France has decided to deploy 1,600 additional police officers to bolster security at its borders and on public transport following the deadly blasts in Brussels. RE
|

Un juez de Francia imputó formalmente a un supuesto islamista detenido la semana pasada, Reda Kriket, y que, según la Fiscalía, planeaba de forma “inminente” acciones terroristas de “extrema gravedad”.
El viernes, tres días después de los atentados de Bruselas, las fuerzas de seguridad francesas detuvieron a Kriket, de 34 años, en la localidad de Argenteuil. Un tribunal belga ya había condenado in absentia a este hombre, de nacionalidad francesa, por reclutar a milicianos yihadistas. 
Un juez galo consideró ayer que existen suficientes pruebas para abrir un procedimiento contra Kriket, ahora en prisión provisional. El fiscal de París, François Molins, advirtió de que, a tenor de la gran cantidad de armamento incautado, el detenido preparaba una “acción inminente” y “de extrema gravedad”. 
Entre el arsenal interceptado figuran productos químicos, según detalló Molins. Asimismo, contaba con un tipo de explosivo artesanal utilizado frecuentmente por del Estado Islámico.  
Por otro lado, el ciudadano español al que seguían buscando los servicios de emergencia consular tras los atentados de Bruselas fue localizado el martes, “en perfecto estado y en Madrid”, según avanzó el ministro de Exteriores en funciones, José Manuel García-Margallo. Explicó que este tipo de casos se dan con relativa frecuencia en situaciones de emergencia, porque se reciben multitud de llamadas de gente que pregunta por allegados que sospecha podrían estar en la zona. Con motivo de los atentados de Bruselas, el Consulado español en Bélgica y la Unidad de Emergencia Consular en Madrid recibieron más de 3.000 llamadas, ha puntualizado.
Ocho días después de los atentados, el balance de españoles afectados por las bombas es de nueve heridos, de los que seis ya recibieron el alta hospitalaria. Los terroristas suicidas causaron la muerte a 32 personas.
Mientras, el ministro del Interior de Países Bajos, Ard van der Steur, admitió ante el Parlamento que cometió un error al asegurar que el FBI alertó al país sobre los hermanos Bakraoui, dos de los terroristas suicidas de Bruselas, porque en realidad fue la Policía de Nueva York la que comunicó esa información.
Por su parte, el presidente francés, François Hollande, anunció que renuncia a llevar a cabo una reforma de la Constitución con la que, entre otras cosas, se contemplaba permitir retirar la nacionalidad francesa a los ciudadanos que fueran condenados por terrorismo, medida que había suscitado un fuerte debate en el país.

Descubren un arsenal con explosivos para un atentado “grave e inminente” en Francia