El papa cierra el caso de los abusos a un alumno por parte de un profesor de un colegio vasco

Pope Francis holds an umbrella as he arrives to lead the synod of the family at the Vatican, October 10, 2015. REUTERS/Max Rossi
|

La Dirección del colegio Gaztelueta de Leioa (Bizkaia) recibió una notificación de la “firme decisión” del papa Francisco de concluir el caso de los supuestos abusos a un alumno por parte de un antiguo profesor de este colegio. Según la dirección del centro, la investigación realizada por la Congregación para la Doctrina de la Fe determinó que los hechos denunciados “no han sido probados y, en consecuencia, se debe restablecer el buen nombre y la fama del acusado, sin que proceda adoptar, ulteriormente, ninguna otra medida en relación a la citada persona”.
A esta conclusión se llega después de una amplia investigación –con las correspondientes pericias– que incluye “un minucioso análisis super actis, valorando los numerosos documentos públicos y privados”, así como otros testimonios y entrevistas a diversas personas, señala el colegio.
Esta resolución de la Santa Sede, señaló el centro educativo, “confirma las conclusiones de las investigaciones del colegio, y las llevadas a cabo por distintas instancias oficiales competentes, como Inspección de Educación del Gobierno vasco, Fiscalía de Menores y Fiscal Superior del País Vasco”.
Por último, la dirección del centro reitera su compromiso de “continuar colaborando con las instituciones oficiales, así como la comprensión hacia todos”.
El papa Francisco ordenó la instrucción de un juicio canónico a un profesor acusado por abusos en 2011 y al centro donde trabajaba, el colegio Gaztelueta.
El menor, que habría sufrido los abusos en el curso 2008-2009, envió una carta al papa Francisco contándole lo sucedido, y el pontífice le respondió a finales de 2014 mostrándole su cercanía y asegurándole que entregaría la documentación a la Congregación para la Doctrina de la Fe para dar comienzo a un juicio canónico al educador y al colegio “pero sin molestar al chico”. Pese a que la instancia eclesiástica ha archivado el caso, la investigación por los supuestos abusos continúa abierta por la querella presentada en junio contra el profesor en el Juzgado de Getxo, que se encuentra en fase de instrucción. 
La denuncia fue presentada el pasado mes de junio, después de que a finales de 2012 salieran a la luz las acusaciones, aunque los familiares de la presunta víctima ya habían presentado declaración ante la Fiscalía de Menores en 2011.
Desde el colegio, tras tener conocimiento de las conclusiones del juicio canónico, el director del centro, Iñaki Goyarrola, remitió una carta a los padres de los alumnos del centro en la que manifiesta su “alegría” por la noticia y agradece la “confianza que han demostrado” los progenitores de los niños.  “Es ya la cuarta instancia ajena al colegio que estudia este caso y todas han llegado a la misma conclusión”, incidió Goyarrola.

El papa cierra el caso de los abusos a un alumno por parte de un profesor de un colegio vasco