Más de 80 aspirantes se presentan a las pruebas para ser bomberos

El Ideal Gallego-2019-06-04-009-1eaf4526
|

El parque de Bomberos de A Grela acogió ayer la celebración de las pruebas físicas para acceder al Cuerpo municipal, en las que participaron cerca de 80 aspirantes, de los cuales veinte no pudieron superar el riguroso examen. La más aparatosa de todas fue el recorrido del circuito “pseudo-tactico” terrestre, una especie de yincana que obligó a los aspirantes a saltar, trepar por paredes y cuerdas, hacer equilibrios, arrastrarse por tuberías y levantar pesos y arrastrar un muñeco de pruebas. Cualquier error restaba puntos en este circuito que se llevaba a cabo por primera vez. .


El objetivo de esta nueva prueba (que se desarrolla en otros parques de Bomberos, pero que es la primera vez que se hace en A Coruña) era sobre todo demostrar una formación física polivalente, porque no estaba solo adaptado a una condición como la velocidad o a la fuerza, sino que obligaba a probar la resistencia del examinado. Los 60 hombres que lo superaron tendrán que someterse a exámenes teóricos y psicotécnicos y a un período de instrucción, de manera que no se incorporarán hasta septiembre. 


Algunos de los participantes son ya bomberos, aunque proceden de los parques comarcales, de titularidad privada, y esperan así poder disfrutar de las ventajas de un empleo público si superan esta oposición considerada bastante dura. Para empezar, tienen que tener el carnet de autobús y el de camión, que no se puede obtener hasta los 25 años. Por eso la media de edad es de 30 años, aunque hay algunos que tenían más de 40. “Tiene mucho mérito”, comentó uno de los bomberos que contemplaba las pruebas. 

Sin mujeres 
La concejal con competencias en Seguridad Ciudadana, Rocío Fraga, estuvo presente durante parte de las pruebas, en las que no participó ninguna mujer. El Cuerpo de Bomberos cuenta con 94 hombres y solo una mujer entre sus filas y parece que esta proporción no variará. Fraga, que también es la responsable de Igualdad y Diversidad, había intentado incentivar la incorporación de las mujeres rebajando el nivel de las pruebas físicas para ellas porque  habían sido modificadas para hacer primar la resistencia.

Las tablas de resultados estaban separadas según el sexo, y las marcas que debían haber cumplido ellas eran sensiblemente menores. Por ejemplo: el máximo tiempo puntuable para subir escaleras cargados de equipo era de 4,9 minutos para ellas, y de 3,44 para ellos. En el agua, eran 2,51 minutos para ellas y 2,30 para ellos. En la prueba de fondo, la máxima marca puntuable era de 13,20 minutos para mujeres y 11,30 para hombres. Pero, al final, solo se ha usado una tabla.

Más de 80 aspirantes se presentan a las pruebas para ser bomberos