La participación vecinal en el presupuesto sufrirá cambios

27 marzo 2019 A Coruña.- La Marea tiene sin ejecutar la mitad de los planes del presupuesto participativo Obras como la reforma del firme de las escaleras en el Barrio de las Flores quedan pendientes pero sí se completaron varias plantacio
|

La cuarta edición de los presupuestos participativos que puso en marcha el anterior Gobierno local durante la primera mitad de este año se mantendrá, aunque posteriormente esta iniciativa tomará otro camino ya que el Ayuntamiento pretende introducir modificaciones en este asunto.

Actualmente los técnicos municipales se encuentran valorando cuáles de las propuestas de esta edición son técnicamente viables para que puedan entrar en la votación final.

Esta podría ser la última edición de los presupuestos participativos ya que el Gobierno municipal pretende introducir modificaciones en la manera en la que los habitantes de la ciudad hacen sus contribuciones al presupuesto.

Uno de los principales objetivos del gobierno encabezado por Inés Rey será buscar la fórmula que permita participar a un mayor número de ciudadanos en las propuestas para las cuentas municipales.

La iniciativa puesta en marcha por la Marea Atlántica en 2016 se gestiona a través de una plataforma online y ahora la intención es que se abran otros canales con los que haya sectores de la población menos apegados a la tecnología que también puedan hacer sus contribuciones o votar.

De llevarse a cabo esta modificación, se solventaría una de las principales críticas que acompañó durante estos años a los presupuestos participativos y que es el bajo porcentaje de ciudadanos que decidieron a qué se dedicaría una parte del presupuesto municipal. Por ejemplo, el destino de los tres millones de euros que el Gobierno local puso a disposición de los ciudadanos el año pasado se decidieron entre 2.283 vecinos de la ciudad, mientras que un año antes habían sido 1.421. La otra crítica más generalizada fue la del bajo índice de ejecución de proyectos ya que se finalizó el mandato con dos tercios de las iniciativas seleccionadas sin que se convirtiesen en realidad.

La participación vecinal en el presupuesto sufrirá cambios