Venezuela vota a cuentagotas en unas parlamentarias cuestionadas

Un ciudadano asiste a un centro de votación durante la jornada de elecciones legislativas, en Maracaibo | EFE
|

Venezuela votó a cuentagotas este domingo en unas elecciones legislativas que convocaron a más de 20 millones de ciudadanos y que se celebraron pese al rechazo de la Asamblea Nacional (AN, Parlamento), de clara mayoría opositora, y buena parte de la comunidad internacional. 

Los comicios servirán para ocupar los 277 escaños que tendrá la Cámara desde el 5 de enero de 2021, cuando se instalarán los legisladores que resulten elegidos esta jornada. 

El chavismo dio comienzo a la llamada “fiesta electoral” una hora antes de la apertura de los centros con numerosas concentraciones en varias partes del país, en las que lanzaron fuegos artificiales e hicieron sonar música de trompeta, conocida como toque de diana, que suena cada vez que en Venezuela se celebran unos comicios. 

Llegada la hora de apertura electoral, seis de la mañana (10.00 GMT), empezaron a abrir paulatinamente estos puntos pero no fue hasta cuatro horas después cuando el Consejo Nacional Electoral (CNE) ofreció un primer boletín para informar que el 95% de los centros ya estaban operativos.  La vicepresidenta ejecutiva, Delcy Rodríguez, fue la primera representante del Ejecutivo en emitir el sufragio. Después, llamó a los ciudadanos a “votar masivamente” como una expresión en contra de las sanciones impuestas a Venezuela en los últimos años, especialmente por parte de EEUU. 

“Hace cinco años, quienes llegaron al Parlamento lo secuestraron (...) llegó el día de rescatar el Parlamento venezolano”, expresó ante periodistas, en alusión a la oposición que lidera Juan Guaidó, actual jefe del Legislativo y reconocido como presidente interino de Venezuela por medio centenar de países en todo el mundo. 

Medios locales y dirigentes opositores difundieron numerosas imágenes que muestran centros de votación sin electores en cola, una situación que Efe pudo constatar en algunos puntos de Caracas y de Maracaibo, las dos ciudades más grandes del país. 

La oposición que respalda a Guaidó y que no participa en esta contienda por considerarla fraudulenta siguió el desarrollo de la jornada para denunciar las irregularidades que, aseguran, se están cometiendo en todo el país. 

Para el mediodía, la participación electoral había sido de 7,6 %, “lo que revela que la mayoría de los venezolanos no respalda este fraude”, indicó la oposición.

Venezuela vota a cuentagotas en unas parlamentarias cuestionadas