El expresidente Lendoiro, sobre el pacto de Viana: “Dos ganan y uno pierde todo”

El pexresidente blanquiazul, votando en la assamblea | efe
|

El exembajador de LaLiga Augusto César Lendoiro se ha preguntado si el ‘Pacto de Viana’, el que esta semana cerraron el Consejo Superior de Deportes, la Federación Española de Fútbol y LaLiga, fue “pacto o imposición” y ha asegurado que “dos ganan”, en referencia al CSD y la RFEF, y “uno pierde todo”, la patronal del fútbol. 

El expresidente del Deportivo señala que la foto del acuerdo reflejaba “la sonrisa de Irene Lozano”, secretaria de Estado para el Deporte, que “chocaba el gesto triste y pensativo de Javier Tebas”. 

Del presidente de LaLiga, apunta Lendoiro, es como “si recordase que esa foto nada tenía que ver con la triunfal de hacía unos años con (Miguel) Cardenal en el CSD y como asumiendo que había equivocado su estrategia al ridiculizar a Luís Rubiales; parecía admitir en su interior que había cometido graves errores, que los debía sufrir él y los debían pagar los clubes”. 

Sostiene que “en esta ocasión, el precio era muy elevado, un inesperado mordisco de más de 200 millones de euros a esa tarta que, unas veces, nos presenta a un fútbol justo y otras un fútbol solidario a la fuerza”. 

Lendoiro celebra, por una parte, que “LaLiga haga justicia y abone una vieja deuda con la RFEF, que ya viene del mandato de Ángel Villar”, la promesa que le había hecho “de aumentar del 1 por cien al 2 por cien la participación “ del órgano federativo “en los derechos de televisión”, un pacto del que fue testigo como vocal de la Federación. 

El expresidente deportivista se rebela, sin embargo, contra “el incremento” de 150 millones que “percibirá el CSD, publicitado como gesto ‘solidario’ de LaLiga” ya que está “seguro de que la iniciativa no ha partido” del fútbol. 

“Debe quedar claro que el deporte es una obligación constitucional del Estado, un derecho básico de los españoles. Los amantes del deporte exigimos que sean los PGE (Presupuestos Generales Estado) los que garanticen una aportación pública acorde con el alto nivel de nuestras federaciones y deportistas”, advierte. 

Se hace preguntas
Coincide con Lozano en lo “ventajoso del acuerdo para el CSD” ya que “LaLiga va a aportar en 2020 a las Federaciones más que el Estado”, algo que considera “increíble pero cierto”, y también en que “el acuerdo es beneficioso para la Federación”. 

Del órgano federativo indica que “no solo ese 1 por cien del importe de los derechos de Televisión, unos 70 millones en el periodo, prometido hace años a Villar, sino también el Real Decreto zanjará a su favor la gran controversia que se libraba entre RFEF-LIGA al concederle los derechos de televisión sobre Segunda B, el fútbol femenino y fútbol sala”. 

Lendoiro se pregunta, entre otras cuestiones, si “contaba Javier Tebas con la autorización de los clubes para renunciar a más de 200 millones de euros” de sus ingresos y en “cómo reaccionarán los trabajadores enviados a un ERTE” por los equipos de fútbol. 

También se cuestiona “por qué no se aprovecha la modificación del Real Decreto para reparar el daño causado de inicio a la Segunda División y se mejora la actual proporción (90-10) sobre la venta de los derechos de televisión, a una mucho más justa distribución del 80 por cien para Primera y un 20 por cien para Segunda”. 

El exembajador de LaLiga discrepa con “la indiscutible triunfadora” del Pacto de Viana, Irene Lozano, porque, en su opinión, en ese acuerdo no “todos ganan”.

El expresidente Lendoiro, sobre el pacto de Viana: “Dos ganan y uno pierde todo”