La Navidad se respira entre notas musicales

|

La parroquia de Santa Margarita ya tiene vistas al castillo de Herodes y sobre el musgo, la estrella Polar apunta hacia una única dirección, que es la de una puesta en escena que los coruñeses podrán disfrutar durante todas las navidades. Se trata de uno de los belenes más grandes que cobija la ciudad junto con el del palacio municipal de María Pita, inaugurado esta semana, y el del colegio de la Grande Obra de Atocha, que se podrá ver desde el 24.
Sin embargo, este no fue el único punto en el que se respiró Navidad. En la calle de San Rosendo, Cáritas celebró su segundo festival solidario, que puso sobre la pista a los pequeños talentos del barrio. Además, el Palacio de la Ópera fue escenario de tres eventos. Primero, la Banda Municipal homenajeó a Cántigas da Terra por su primer centenario.
En el tributo, participaron el grupo de teatro, el de baile y el coro de la propia entidad histórica salidas de las Irmandades da Fala y la cita, que sirvió de clausura de la temporada de la banda, contó con Xurxo Souto como presentador, la soprano Susana de Lorenzo y el gaiteiro Josele. Sonaron perlas como el “Negra Sombra” o “Brincadeira”, bailada por la agrupación de Cántigas da Terra. Todo bajo la dirección de José Luis Represas y César Concheiro.
Ya por la tarde, le tocó el turno a los 160 niños del proyecto Abanca Resuena, la mayoría en riesgo de exclusión social, que defendieron sus partituras tras meses de ensayo con músicos de la Sinfónica de Galicia en el colegio Alborada y el centro cívico de Monte Alto con la participación también del coro de Manos Blancas.
Más tarde, se subieron al escenario los músicos y cantores de la Orquesta y el Coro Gaos para interpretar a Mendelssohn y el mejor repertorio de Disney con la colaboración del Coro de la Universidad de Sevilla. Fernando Briones fue la batuta de un recital que sirvió para colaborar con la institución benéfica Padre Rubinos. Más de 230 intérpretes apoyaron la causa junto con la mezzo Maria José Ladra, el tenor Francisco Corujo, el coro Mistura Vocal y los minigaos.

La Navidad se respira entre notas musicales