Fondo de armario para una defensa muy consolidada

Domingos Duarte
|

“No podemos traer un central top si tenemos dos que están llamando equipos de Primera”. Carmelo del Pozo no podía mejorar el centro de la defensa en el mercado de invierno, tal vez, sí el lateral derecho, pero optó, junto al cuerpo técnico, por cambiar las piezas del puzzle: el cuarto central, Eneko Bóveda (que empezó la temporada como titular), pasó a competir por el lateral derecho (posición que le trajo en su día al Depor), y llegó un defensa con el rol de actor de reparto en los planes de Natxo, Íñigo López.

Se le fichó por veteranía, porque, aunque viene a competir, es consciente de que incluso no llegue a vestirse de blanquiazul en lo que queda de temporada, y porque la dirección deportiva consideró que en la cantera no había nadie que estuviese llamando a la puerta del primer equipo para jugar en esa posición. 

“La temporada es larga, no queremos vernos en una situación limite con un central sancionado y otro con lesión y que tengas que jugarte el ascenso con uno del primer equipo y un chaval joven con la tensión de esos partidos. Entendemos que tiene que ser un jugador veterano que tenga claro el rol, que sea competitivo y ponga cosas difíciles, pero que no se le caigan los anillos si es el cuarto central y que si tiene que jugar una final que sepa cómo es un partido así”, razonó Del Pozo.

Domingos Duarte es el jefe de la zaga, el jugador de campo con más minutos en el Deportivo esta temporada. Lleva 2.038. Junto a Dani Giménez es el único que ha superado los 2.000 en lo que va de Liga. 

Ha jugado 23 de los 24 encuentros (se perdió uno por sanción), ha sido titular en todos ellos y ha completado 22 (únicamente tuvo que pedir el cambio ante el Extremadura por unas molestias de las que pudo recuperarse sin perderse más citas.

A su lado empezó el año Eneko Bóveda. Disputó las tres primeras jornadas como central pero en la cuarta, la primera de la temporada en Riazor, se quedó en el banquillo. Su puesto fue para Pablo Marí, que marcó el gol que dio la victoria a los blanquiazules ese día ante el Sporting de Gijón y ha sido un fijo en los planes del técnico desde entonces.

Ha formado parte de la alineación en 22 encuentros, 20 de ellos como titular, y ha completado 19 en el césped. Sus piernas acumulan 1.824 minutos. 

Su titularidad relegó a Bóveda a la suplencia y el jugador vasco ha jugado otros seis partidos desde entonces, cuatro como parte de la alineación, la mayoría, en el lateral derecho, donde ahora compite con David Simón.

En esa misma posición debutó como deportivista Michele Somma ante el Elche cuando suplió en los últimos minutos a Simón.

El italiano es el que menos ha participado de todos ellos. Ha tenido solo cuatro partidos, tres como titular, y uno completo. Junto a Pedro Mosquera es el jugador de campo que más veces (13) ha estado en el banquillo sin tener presencia en el terreno de juego.

Fondo de armario para una defensa muy consolidada