La Semana Negra de Gijón se cierra con "un millón" de visitantes

2015071922071441152
|

 La Semana Negra de Gijón, considerado el mayor festival cultural al aire libre de Europa, ha cerrado hoy su vigésima octava edición con la participación de 185 escritores y "un millón de visitantes", según han informado los organizadores.

Durante nueve días se han celebrado más de 200 actividades culturales en medio de una feria de atracciones y puestos de venta de comida, bebidas y libros, en un antiguo astillero junto al mar Cantábrico en la costa de Asturias.

La participación de autores invitados ha sido "la más alta de la historia" del festival logrando "reunir la mayor cantidad de talento por metro cuadrado a escala planetaria", según ha dicho el director de contenidos, Ángel de la Calle, en la ceremonia de clausura.

De la Calle ha destacado la repercusión que ha tenido el certamen en medios de comunicación de "todo el mundo" y la cantidad de asistentes, que ha estimado en "un millón de visitantes".

Las actividades que han concentrado una mayor cantidad de asistentes han sido los encuentros con el público del premio Príncipe de Asturias de las Letras Antonio Muñoz Molina y de la poetisa nicaragüense Gioconda Belli.

La carpa de encuentros, donde se desarrollan los actos más importantes, también se ha quedado pequeña para albergar al numeroso público que asistió a la gala poética del escritor argentino Carlos Salem, que se prolongó hasta altas horas de la madrugada.

Después de 28 años, "La Semana Negra es para Gijón como la playa, algo de lo que no se puede prescindir", ha dicho el director de contenidos.

De la Calle ha asegurado que "éste ha sido un año muy duro, después de cuatro años de resistencia a los recortes de presupuesto", pero ha recalcado que volverán el año próximo y también que piensan celebrar el 30 aniversario en el 2017.

Además ha hecho una llamada de "socorro" dirigida a las autoridades municipales para recuperar las ayudas y subvenciones que fueron recortadas en un "40 por ciento" en el año 2011.

De la Calle ha criticado la intención del gobierno local de Foro de reducir el horario de apertura para el año próximo, para adaptarlo a los usos y costumbres de Europa, con la intención de evitar las quejas vecinales por ruidos molestos.

"Siempre hemos cumplido con las ordenanzas municipales y lo vamos a seguir haciendo pero pedimos que se entienda que éste es un festival excepcional y por lo tanto tiene que tener medidas excepcionales", ha dicho.

El historietista ha asegurado que "el sol va a seguir saliendo y poniéndose a la misma hora, por más que a alguien en Bruselas o en donde sea crea que con una directiva puede cambiar incluso hasta la ley de la gravedad".

"Qué pretenden, que cenemos a las cuatro de la tarde y nos vayamos a la cama a las diez de la noche, eso es absurdo", ha destacado.

Por último, De la Calle ha convocado la próxima edición de la Semana Negra, que está previsto que se celebre en Gijón entre el 9 y el 18 de julio de 2016.

La Semana Negra de Gijón se cierra con "un millón" de visitantes