La Xunta suprimirá el plus a los ex altos cargos en la ley de empleo público

GRA252. SANTIAGO DE COMPOSTELA, 04/12/2014.- El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo (i), y la conselleira de Hacienda, Elena Muñoz, al comienzo de la rueda de prensa en la que explicaron los acuerdos del consello, hoy
|

El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, anunció ayer la eliminación del plus de altos cargos en la Administración gallega, una medida que está recogida en la Lei do Emprego Público aprobada ayer en la reunión semanal del Ejecutivo autonómico.
El llamado plus de altos cargos fue aprobado en 2007 por unanimidad de los grupos parlamentarios en aquel momento –PSdeG, BNG y PPdeG– y había sido resultado de una enmienda presentada por el PP a la reforma de la ley de función pública.
En 2009 se debatió una Iniciativa Legislativa Popular avalada por casi 20.000 personas y que fue rechazada con los votos de PP y PSdeG.
Además, en la Lei do Emprego Público se habilita un fondo para que los empleados públicos hayan recuperado a 1 de enero de 2018 la totalidad del complemento específico en sus pagas extraordinarias, el cual se vio reducido en los últimos años.
Esto supondrá, además, en la práctica, la devolución de la paga extra eliminada en 2012 en tres anualidades desde que la ley se apruebe en el Parlamento.
Los empleados públicos recibirán ya en 2015 la totalidad de la paga devengada en 2012, que se corresponde aproximadamente con un cuarto del total.
Los presupuestos prevén la mitad del pago de esa cantidad en enero y con el fondo que se habilitará en la ley se hará el pago de la otra mitad una vez se apruebe ley, presumiblemente antes del verano.
En total, está previsto que la Xunta destine a estas medidas 350 millones de euros.
Además de estas medidas, la ley que regulará a los empleados públicos incluye la “valoración objetiva” de méritos de los empleados públicos, crea un marco común para los empleados públicos en Galicia, también de administraciones locales, universidades y organismos estatutarios, y “facilita” la movilidad de acuerdo en el estatuto básico estatal del empleado público.
De este modo, un 7% de los puestos de la Administración autonómica estarán “abiertos a la provisión de funcionarios de otras administraciones”, explicó el presidente gallego, Alberto Núñez Feijóo tras el Consello.
También compareció ante los periodistas la conselleira de Facenda, Elena Muñoz, que indicó que esta ley dotará de una mayor calidad y profesionalización el empleo público en Galicia.
Explicó que la ley establece que el personal laboral fijo que realice puestos de funcionario tendrá opción de pasar a ser funcionario mediante un proceso selectivo y si no lo supera, seguirá siendo personal laboral fijo.

directivos
Además, indicó que se introduce la figura del personal directivo, que estará reservado a funcionarios de carrera y laborales fijos. Este personal será evaluado periódicamente en base a criterios “objetivos” y tendrá que responder por su gestión.
También figura en la ley el fomento de la promoción en el trabajo, de modo que se regula “la carrera horizontal”.
“Se puede progresar sin cambiar de puesto de trabajo”, explicó Muñoz, que dijo que en cada grupo o escala habrá tres categorías con otros tantos grados de ascenso. “Se podrá mejorar vinculado al trabajo desarrollado, es un incentivo para valorar los méritos, estimular la formación y la eficiencia en el desarrollo del trabajo”, incidió.
Estos ascensos tendrán carácter consolidable y se basarán en el principio rector de la “necesidad de evaluación del desempeño”.
Esta valoración será transparente, objetiva, no discriminatoria e imparcial, se diseñará conjuntamente con las organizaciones sindicales y será efectuada por órganos especializados. n

La Xunta suprimirá el plus a los ex altos cargos en la ley de empleo público