El curso empieza con la investidura todavía encallada en una coalición

GRAF2870. MADRID, 29/08/2019.- El presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, a su llegada a la sesión plenaria extraordinaria de este jueves, en la cual los principales grupos de la oposición parlamentaria tratarán la
|

La negativa del PSOE a conformar un gobierno de coalición mantiene encallada la negociación para la investidura del presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, que defendió ayer una “tercera vía”, la negociación de un programa con Unidas Podemos, para evitar nuevas elecciones.


En la víspera de la apertura de un nuevo curso político, y en coincidencia con varias encuestas que apuntan a que la mayoría de ciudadanos rechaza una nueva convocatoria de elecciones, Sánchez llamó en una entrevista publicada en el diario “El País” a negociar un “programa común progresista” como alternativa al gobierno de coalición o la repetición de comicios.


Frente a esta vía, como ocurió en las últimas semanas, Podemos insistió en que aún queda tiempo para negociar la conformación de un “Gobierno de coalición progresista” y reprochó al PSOE que prefiera acudir de nuevo a elecciones “para regocijo de la derecha y la extrema derecha”.

En las comunidades
En su cuenta de Twitter, el partido encabezado por Pablo Iglesias destacó que los Gobiernos de coalición son “casi la norma y no la excepción” tanto en Europa como en España: según los datos de la formación morada, 20 de 28 ejecutivos europeos y 13 de los 17 autonómicos lo son.


Precisamente este argumento lo empleaba el sábado en un acto en Navas del Marqués (Ávila) el presidente del Partido Popular, Pablo Casado, que instaba a Sánchez a explicar por qué lo que ha servido para conformar gobiernos en siete comunidades autónomas no le sirve para el Gobierno central.


Quedan tres semanas hasta que el 23 de septiembre se cumpla el plazo de dos meses que la Constitución confiere a los grupos parlamentarios para que saquen adelante una candidatura a la Presidencia del Gobierno, una vez frustrado el primer intento de julio, y las diferencias sobre la fórmula de gobierno siguen sobre la mesa.

La previsión es que Pedro Sánchez se reúna en los próximos días con el PNV y el Partido Regionalista de Cantabria, y puede que con algún partido más, mientras que el encuentro crucial con el líder de Unidas Podemos, Pablo Iglesias, no se espera que tenga lugar hasta la segunda semana de septiembre.


Por ello, en el calendario parlamentario será clave la semana del 16 por si hubiera ronda de consultas del rey, y consecuentemente, otro debate de investidura. Si tal hipótesis no ocurre, se disolverían las Cortes y habría elecciones el 10 de noviembre.

Hoy Sánchez informará a la cúpula del PSOE de la oferta de programa que presentará a los partidos, así como de los pasos que se darán a continuación.


Fuentes de la dirección socialista creen que esta oferta estará “muy en sintonía” con las políticas planteadas por Unidas Podemos, por lo que a esta formación le será “muy difícil” rechazarla.


Estas fuentes apuntan que la propuesta incluye iniciativas para una “mayor justicia social, fiscal y ecológica” y sitúa “la emergencia climática y la transición ecológica de la economía como uno de los capítulos de prioridad”.

La ministra de Sanidad en funciones, María Luisa Carcedo, consideró en Oviedo que la oferta socialista será un “punto de encuentro” entre PSOE y Unidas Podemos, dadas las negociaciones previas que mantuvieron las dos formaciones.

El curso empieza con la investidura todavía encallada en una coalición