Rivera lamenta la “guerra fría” entre el PP y el PSOE y se ofrece como solución

Spanish King Felipe (L) greets Ciudadanos party leader Albert Rivera before their meeting at Zarzuela Palace in Madrid, Spain, January 21, 2016. REUTERS/Angel Diaz/Pool
|

El presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, pidió al jefe del Ejecutivo en funciones, Mariano Rajoy, y al secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, que piensen más en las reformas que necesita España que en sus partidos, y sobre todo más que en ellos mismos como candidatos.
“Intentemos pensar en qué necesita España y luego, si hay que hablar de Gobierno o de personas, estamos dispuestos a hacerlo, pero en ese orden”, dijo en una entrevista en la Cadena Ser. Rivera reclamó a ambos partidos “generosidad” y “sentido de Estado” para abrir “una legislatura excepcional, casi una segunda transición”.
Además, relató que ni el PSOE ni el PP, ni tampoco sus líderes, se han puesto en contacto con él para negociar pactos de investidura o de formación de Gobierno, y ha dicho que le sorprenden “ciertos silencios” y que no haya, a pocos días de la sesión de investidura, “ninguna vía abierta” para hablar de reformas ni de candidaturas.
Rivera reconoció que él no descarta abstenerse para que haya un Gobierno del PP o del PSOE, pero cree que el problema es “la guerra fría” entre los dos partidos y que ninguno sea capaz de “bajar un peldaño” para permitir que gobierne el otro a cambio de una hoja de ruta de reformas. “Espero que en las próximas semanas, si no hay mayorías claras o no hay formación de Gobierno, tengamos ese escenario, que no es fácil, es un escenario complejo pero mejor que un país bloqueado cada tres meses”.

decisión del rey
Sobre la posibilidad de que el rey Felipe VI –con quien se reunió ayer en Zarzuela– no encargue a Rajoy, como primera opción, que intente formar gobierno, reconoció que “no hay ninguna regla”, que se trata de una potestad del monarca, “uno de sus pocos papeles de árbitro” y que tendrá que decidir “viendo los apoyos que tenga Rajoy”.
No obstante, recalcó que “la regla tiene que ser la misma para todos”, y si Rajoy no tiene apoyos para que el rey le encargue la investidura, lo cierto es que en estos momentos Pedro Sánchez tampoco la tiene, “más allá de especulaciones”. “Quien tenga apoyos que salga a la palestra”, emplazó. Así, Rivera insistió en que su partido es capaz de dialogar tanto con el PSOE como con el PP, pero no para formar “gobierno a cualquier precio”, sino para poner en marcha un Ejecutivo reformista.

constitución
Rivera trasladó al rey la disposición de su formación a reformar la Constitución, pero insistió en que no puede abrirse un debate “sin rumbo” sobre esa revisión y en que, si se crea un ponencia para ello en el Congreso, se debe trabajar en “serio”, tener claro “para qué” y las mayorías necesarias para hacer cambios.
Tras su entrevista de hora y media con el rey, al que, según dijo, encontró “en forma”, Rivera explicó que ratificó ante Felipe VI su “compromiso en la defensa de la igualdad de todos los españoles” y que no cree “admisible” que esto sea objeto de negociación en un hipotético pacto para formar gobierno.

Rivera lamenta la “guerra fría” entre el PP y el PSOE y se ofrece como solución