El alcalde de Ourense garantiza que las “fuertes discrepancias” se resolverán dentro del partido

GRA124. OURENSE, 03/01/2014.- El alcalde de Ourense, Agustín Fernández (PSOE), durante una de sus intervenciones en el pleno municipal celebrado esta mañana en el ayuntamiento de Ourense. Los cinco ediles críticos del PSdeG-PSO

El alcalde de Ourense, Agustín Fernández, insistió ayer en que el grupo municipal del PSOE es “uno” y garantizó que las “fuertes discrepancias” se resolverán a nivel interno y en el “ámbito correspondiente” por lo que no conviene dar a esta disputa “más importancia de la que merece” este asunto.
El desencuentro vivido entre los socialistas de la corporación ourensana, que gobiernan en minoría, comenzó el 13 de diciembre cuando cinco concejales del PSdeG abandonaron una sesión plenaria para no votar un punto del orden del día por discrepancias con el resto de compañeros.
El asesor jurídico municipal Javier García Gago había pedido compatibilizar su trabajo con la labor docente en la Universidad de Vigo, algo a lo que se oponían el alcalde y cinco ediles amparándose en un informe de la Concejalía de Personal, mientras que los cinco que se fueron de la sala estaban a favor de la solicitud.
Así, Antonio Rodríguez Penín, Susana Bayo, María Devesa, Mónica Vázquez y Alfonso Vilachá, del grupo de los “pachistas”, por su afinidad con el anterior secretario xeral del PSdeG, Manuel “Pachi” Vázquez, abandonaron el debate para no votar lo mismo que los demás y tampoco romper la disciplina de grupo.
Días después, el regidor retiró la dedicación exclusiva y todas sus competencias a uno de los ediles, Antonio Rodríguez Penín, alegando “pérdida de confianza en su gestión”.
Ese mismo día, la ejecutiva local acordó abrir expediente informativo a los cuatro concejales que son militantes e instar a la Ejecutiva federal a proceder igual con la edil Susana Bayo, que no milita en Ourense.
La división, después del plante vivido otra vez en el pleno en que se dio cuenta de esta medida disciplinaria, volvió a evidenciarse ayer en un acto al que asistieron los “críticos” y que no estaba incluido en la agenda municipal.
Los ediles se declararon “disciplinados y leales” a las siglas de su partido y pidieron al alcalde que “dignifique” la democracia del gobierno municipal. Por su parte, el regidor enmarcó dicha visita como “ordinaria”.
Además, remarcó que el gobierno funciona “con total normalidad”, y, como prueba de ello, citó el correcto funcionamiento de la Cabalgata de Reyes y de todo el operativo por las fiestas.
Fernández, tras recordar que el grupo de gobierno está “conformado por once miembros” y que es el alcalde quien representa “a todo el grupo”, mostró su convencimiento de que las “fuertes discrepancias” se resolverán “en su momento”, “en el ámbito interno” del partido.
Este posicionamiento llega tras unas declaraciones realizadas por el líder de los socialistas gallegos, José Ramón Gómez Besteiro, quien admitió en la Ser que “el tiempo va camino de agotarse” para la resolución.

El alcalde de Ourense garantiza que las “fuertes discrepancias” se resolverán dentro del partido

Te puede interesar