El PPdeG aprueba los quintos presupuestos de la era Feijóo tras rechazar más de mil enmiendas parciales

La conselleira de Hacienda, Elena Muñoz (c) recibe el aplauso del presidente, Alberto Núñez Feijóo y del grupo pupular, tras aprobar el pleno del Parlamento de Galicia, el presupuesto para el próximo año, esta ma&
|

El Parlamento gallego aprobó ayer con los únicos votos del PPdeG los Presupuestos para 2014, que ascienden a 8.391 millones de euros de gasto no financiero, un 1% menos que los de 2013.
Se trata del quinto presupuesto aprobado en el Parlamento desde que Alberto Núñez Feijóo es presidente de la Xunta y durante el trámite final el PPdeG, grupo mayoritario, rechazó 1.228 enmiendas presentadas por los tres grupos de oposición.
La enmiendas de PSdeG, AGE y el BNG estaban encaminadas, sobre todo, a incrementar los ingresos, a implantar un modelo fiscal distinto, a reorientar a otras prioridades las políticas de gasto y a blindar los servicios sociales y luchar contra el desempleo.
El portavoz del PSdeG en el Parlamento, José Luis Méndez Romeu, explicó que las políticas que defiende su grupo contra la crisis son distintas a las que ha apoyado el PPdeG.
Méndez Romeu afirmó que el resultado de las políticas del PP “está a la vista” y lo resumió en “incremento de la desigualdad, empobrecimiento de las clases medias, caída de salarios, paro fuera de control y una exclusión creciente”.
Recordó que su grupo indicó al inicio de la tramitación que son “injustos socialmente e ineficaces económicamente” y lamentó que solo se haya aprobado una enmienda en todo el trámite parlamentario de las más de 600 defendidas por su grupo.
Estas enmiendas, dijo, estaban destinadas a luchar contra el desempleo, a la mejora de los servicios públicos y recordó que su grupo ya había propuesto enmiendas transversales para aumentar el gasto en 500 millones.
Criticó, además, que el cuadro macroeconómico en el que se basan las Cuentas sea “irreal” y pidió al presidente que reconozca su “legado tétrico”, ya que “ningún sector económico funciona mejor que hace cinco años y las posibilidades de crecimiento son aun peores que en 2013”.
El diputado de AGE Xavier Ron hizo también un balance general de la tramitación de los presupuestos durante todo el debate parlamentario.

meses de trabajo
Incidió en el rechazo de las más de mil iniciativas por parte del PP y aseguró que tras meses de trabajo “solo queda la negativa perpetua de la derecha”.
Ron afirmó que las políticas del PP consisten en “meterle el diente a los servicios públicos y a lo que queda del Estado de bienestar”. Así, criticó la “neolengua” del grupo mayoritario, la que dice que “salimos de la recesión pero que seguimos en la crisis” y reprochó que este mensaje esté “aliñado con un cuarto poder que se alinea con el sistema”.
Centró sus críticas en la ley de techo de gasto “reaccionaria”, que es “absurda y contraria” a al lógica económica porque, criticó, “renuncia a conseguir más ingresos y destina los recursos a pagar deuda a los poderosos”.
También lamentó que se hable de “unos Presupuestos sociales”, ya que eso “es una falacia” y cargó contra la deuda “ilegítima” contraída por la Xunta y pidió que se audite.
Para el portavoz nacionalista Francisco Jorquera, el PP “confunde la democracia con la dictadura de la mayoría” porque solo aceptó enmiendas técnicas y demostró que carecen de capacidad de diálogo y de autonomía como grupo parlamentario, porque se reducen a ser “un apéndice del Gobierno”.
Dijo que los Presupuestos son “una nueva vuelta de tuerca en la espiral del austericidio”, porque “vuelve a caer” el gasto social, “suben” los impuestos indirectos, “no sirven” para luchar contra la crisis, “no hay políticas de crecimiento” ni una estrategia de desarrollo económico.
“Recortan y recortan en todo menos en la deuda y en el pago de la deuda”, criticó Jorquera, que reprochó al PP que intentase trasladar a la opinión pública que “no hay modelo alternativo”, cuando lo que sucede, dijo, es que “es el PP quien no lo tiene”.
“Recortan aunque la consecuencia sea negar toda esperanza a los miles de parados del país y llevar al país a la ruina económica y social”, concluyó.
El portavoz del PPdeG, Pedro Puy, rechazó las críticas de falta de apoyo a las enmiendas de la oposición y señaló que ellos tampoco apoyaron las secciones a las que ni siquiera tenían objeciones. Puy insistió en que son unos Presupuestos “adecuados para luchar contra la crisis en un contexto nuevo en el que no valen viejas recetas”. Consideró que son “continuistas porque se vislumbra el final de la recesión, aunque no de la crisis” y porque pretenden mantener el Estado de bienestar y la cohesión social. n

El PPdeG aprueba los quintos presupuestos de la era Feijóo tras rechazar más de mil enmiendas parciales