El Puerto cerró el primer semestre del año con un nuevo crecimiento en la gestión de mercancía

Copia de El Ideal Gallego-2017-08-02-011-9e9e6c33
|

La Autoridad Portuaria cerró nuevamente el primer semestre del año con un balance positivo en relación al año anterior. Entre enero y junio el tráfico de mercancías se multiplicó hasta superar los 6,8 millones de toneladas que, además, se tradujo en una subida porcentual de un 1,52% con respecto al mismo mes del año pasado. Una de las claves de este incremento fue el ascenso de la gestión de graneles líquidos, en su mayoría dirigidos a la refinería de Repsol.
El trabajo en los muelles no cesa ni en verano pero, de momento, el Puerto ya ha podido hacer una lectura positiva de los primeros seis meses de 2017. Durante este período de tiempo se experimentó un incremento del 1,52% en la cantidad de productos movida. En concreto, se rozaron los siete millones de toneladas. Para la Autoridad Portuaria esta evolución al alza “denota una consolidación del crecimiento experimentado en el año 2015”, cuando los porcentajes se dispararon hasta un 20%. Gracias a su estabilidad, el complejo lidera a estas alturas del año los movimientos de los puertos gallegos pertenecientes al Estado.
Uno de los valores fundamentales para conseguirlo ha sido la gestión de mercancías vinculada a Repsol. Los graneles líquidos –entre ellos el petróleo y derivados suyos como el gasoil, el fueloil y la nafta– tuvieron una mejoría del 6,41% con respecto a la etapa de referencia de 2016. En junio ya se habían rebasado los cuatro millones de toneladas.
Estrenos que funcionan 
En cuanto a los graneles sólidos, hubo una recuperación gracias, entre otras mercancías, al carbón y al coque. En los inicios de 2017 también resultó muy importante para los resultados del Puerto el cemento a granel “que se estrenó en el Puerto Exterior y sigue cumpliendo sus expectativas de crecimiento”. 
Al repasar los datos de mercancía general, desde la institución se habla de una subida, en este caso de más del 3%. El acumulado de toneladas que han pasado por las instalaciones coruñesas entre enero y junio se sitúa en las 470.000. Los crecimientos han venido estando liderados por productos como el alambrón –básico para la construcción–, el tablero de fibras y el granito en bloque. Este último empezó a salir este año de Punta Langosteira para recomponerse formando una escollera en un puerto de una localidad francesa. 
Del Puerto Exterior, fuentes de la Autoridad Portuaria subrayaron el hecho de que ya se ha superado el millón de toneladas en tan solo un semestre. “Esto implica un incremento superior al 30% respecto al mismo período de 2016 y un acumulado de cuatro millones desde la puesta en servicio de la dársena”, afirmaron.

La pesca, un valor seguro
A pesar de que siempre se habla de materiales más industriales, lo cierto es que A Coruña sigue consiguiendo grandes resultados en lo que se refiere a descargas de pesca fresca. Por la Lonja pasaron más de 24.000 toneladas, lo que ha significado un crecimiento de más del 12,5%. 
Como destaca el propio Puerto  este sector continúa siendo “estratégico” para la ciudad y tanto es así que el volumen de desembarco de distintas especies mantiene al Muro como el primero de España en esta cuestión. l

El Puerto cerró el primer semestre del año con un nuevo crecimiento en la gestión de mercancía