Feijóo considera un error pensar que la confianza ciudadana es "ilimitada" y "para siempre"

El presidente del PPdeG y de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo (3d), junto a los presidentes provinciales del partido José Manuel Baltar, de Ourense (i); Rafael Louzán, de Pontevedra (2i); José Manuel Barreiro, de Lu
|

Tras presidir la reunión de la junta directiva de su partido, ha hecho hincapié en lo inusual de ampliar escaños -de 38 a 41- en plena crisis económica, porque "no hay un precedente de un gobierno" al que le haya ocurrido, pero ha añadido que el mensaje que ha dado la sociedad gallega este 21O no debe interpretarse como "un cheque en blanco".

El dirigente político ha recalcado que su prioridad, para los próximos cuatro años, son los 259.373 parados de la comunidad gallega y ha expresado su voluntad de gobernar para los 2.800.000 habitantes de Galicia, con los que ha formado "una coalición".

"Una coalición", ha insistido, válida para los ciudadanos y todos los partidos con representación parlamentaria, máxime en unos tiempos en los que prima la "necesidad de unidad", algo fundamental ante "los momentos de mayor dificultad".

Su tarea en esta legislatura no es "sencilla", ha reconocido, pero sus compromisos serán que Galicia llegue siempre "a fin de mes" y entregar dentro de cuatro años "una comunidad solvente".

Feijóo considera un error pensar que la confianza ciudadana es "ilimitada" y "para siempre"