Repsol inicia las actuaciones previas a la construcción de su pantalán en punta Langosteira

Imágenes del dique flotante instalado temporalmente en el Puerto Exterior
|

La inversión en el traslado parcial de las tareas desde el muelle petrolero a la dársena exterior será de unos 126 millones de euros. 
La empresa constructora Sacyr, que se hará cargo de la obra marina de las nuevas instalaciones con las que contará Repsol en punta Langosteira, ya ha trasladado a la zona un dique flotante desde Lisboa gracias al cual se empezará a crear el pantalán para la descarga de crudo hacia la explanada portuaria. La concesionaria también está pendiente de acabar el proyecto de la ingeniería de detalle en las próximas semanas, mientras se encarga de habilitar un cargadero. 
Según fuentes de Repsol, el dique de 56 metros de eslora y una manga de 36 metros, dispone de una planta de hormigón, un encofrado deslizante, dos grúas de hasta 50 metros de altura y 60 de pluma y bombas de hormigón. Igualmente cuenta con talleres,  pues los trabajadores rematarán en ese elemento flotante los cajones de hormigón prefabricados en que servirán como base para el pantalán de graneles líquidos.

Una veintena de cajones
Se instalarán un total de 20 cajones inmensos. Tanto es así que tendrán una altura equivalente a edificios de diez plantas con una superficie por planta que variará desde los 300 a los 750 metros cuadrados. 
Eso se establecerá en función de la variedad del soporte que se construya, ya que está previsto que estén disponibles cinco modelos de estructuras diferentes para dar la mayor estabilidad en alta mar. Todo eso se colocará, a su vez, sobre un lecho de escollera al que se llegará a través de unos barcos llamados gánguiles para que el depósito final en cada zona se remate desde el dique. 
El plazo que se ha dado a la adjudicataria del contrato para rematar la actuación es de 16 meses, por lo que debería acabar a principios de 2020. Sobre las características de la galería por la que se moverá el crudo, se ha sabido que está previsto que pueda dar servicio a buques petroleros de hasta 200.000 toneladas. 
Desde la compañía petrolera comentaron que invertirán 126 millones de euros en el proyecto de mudanza de las descargas de crudo a Langosteira. Esos fondos se repartirán entre la obra marina, las instalaciones auxiliares en el complejo industrial portuario y la construcción del oleoducto que conectará ese espacio con la refinería de Meicende.
Para el nuevo muelle
Respecto a los usos del dique flotante, se aclaró que la obra marina de para la refinería no será la única tarea que se aborde gracias a esta herramienta especial trasladada desde el país vecino. 
También se aprovechará su presencia temporal en la zona para “la construcción del nuevo muelle de 350 metros que va a realizar la Autoridad Portuaria en Langosteira”. Esta línea de atraque vendrá a conectar las dos existentes en este momento, para dar mayor capacidad de recepción de mercantes al recinto portuario. No obstante, se desconoce si también se quedará para el cuarto muelle anunciado por la Autoridad Portuaria, que se licitará el año que viene.

Repsol inicia las actuaciones previas a la construcción de su pantalán en punta Langosteira