Un fiscal afirma que Maduro le presionó para acusar al opositor Leopoldo López

Un fiscal de Venezuela acusó al Gobierno de Nicolás Maduro de presionarle para encarcelar al líder opositor Leopoldo López con pruebas falsas, según un vídeo difundido por un portal de noticias opositor.
El fiscal 41 nacional, Franklin Nieves, aseguró que fue uno de los funcionarios que presentó la acusación contra López. Sin aclarar su paradero, añadió que abandonó el país huyendo de las presiones del Gobierno para que justificara la decisión de una juez en el proceso de apelación del condenado.
“Decidí salir con mi familia de Venezuela en virtud de la presión que estaba ejerciendo el Ejecutivo Nacional y mis superiores jerárquicos para que continuara defendiendo las pruebas falsas con que se había condenado al ciudadano Leopoldo López”, señaló en el vídeo.
López, conocido líder opositor, fue condenado a 13 años y nueve meses de prisión bajo cargos de incitar a la violencia durante una ola de protestas contra el Gobierno de Nicolás Maduro en 2014, que dejó más de 40 muertos. “Quienes me conocen saben la angustia por la que pasé, que no dormía por el dolor y la presión que me daba continuar con una farsa, para continuar con ese juicio violándole los derechos injustamente a estas personas”, indicó el fiscal, que prometió otro vídeo con más detalles. Uno de los abogados de López, Juan Carlos Gutiérrez, afirmó que la condena debe ser revocada y su defendido liberado. “Franklin Nieves, fiscal del caso de Leopoldo López, evidencia una vez más la ilegalidad de su condena, es el resultado de un Fraude Procesal”, escribió en su cuenta en Twitter.
Las Organizaciones de Derechos Humanos dicen que López es un preso político, pero el Gobierno de Maduro asegura que en las cárceles venezolanas solo hay “políticos presos”. 
El mes pasado, los padres de Leopoldo López pidieron que haya observadores internacionales en las elecciones legislativas que el país celebrará el 6 de diciembre, porque dudan de que “se lleven a cabo de forma limpia y democrática”.
Leopoldo López Gil y Antonieta Mendoza se expresaron así tras visitar el Senado para devolver y agradecer la visita que un grupo de senadores españoles hicieron a Venezuela el pasado mes de julio. 
Para López Gil, los observadores europeos en las elecciones serían “aliados importantísimos en el proceso de cambio”. Su esposa confió en que en esas elecciones la oposición obtenga una representación importante “para que las cosas empiecen verdaderamente a cambiar”.
El padre del líder opositor venezolano reconoció que no es optimista, pero confía en que bien la presión nacional, bien la internacional, tengan éxito y consigan cambiar “circunstancias que son injustas para Venezuela e inaceptables para el mundo democrático”.
Mendoza también relató que su hijo se encuentra bien, “fuerte”, y que asumió “con serenidad” la sentencia que le condenó a más de 13 años de cárcel, desde donde “sigue luchando” y “no va a callar”.

Un fiscal afirma que Maduro le presionó para acusar al opositor Leopoldo López

Te puede interesar