Mercadona pide autorización para el derribo de las naves del concesionario de Citroen

|

Mercadona SA invertirá 4,5 millones de euros en la construcción de una nueva superficie comercial que ejecutará en la avenida de Fraga Iribarne, según el presupuesto que figura en el proyecto presentado por la compañía que preside Juan Roig. Asimismo, la empresa ha solicitado autorización municipal para el derribo de las naves existentes en la parcela, que en la actualidad ocupan las instalaciones de Ventosa e Hijos SA, concesionario de Citroen en Betanzos.

“En en estos momentos, la petición se encuentra en tramitación”, indicaron desde la administración municipal que, después de la aprobación inicial del estudio de detalle en comisión de gobierno, continúa completando el procedimiento, ahora con la publicación en el Boletín Provincial de la Provincia de este martes, 19 de febrero de 2013.

El documento está a disposición de los vecinos, en exposición pública, durante un plazo de 20 días, recoge el BOP.

 

Alegaciones

El estudio contempla la ordenación general de la parcela para la construcción de las futuras instalaciones de la multinacional en Betanzos. Una vez resueltas las alegaciones, si es que las hubiese, se tramitaría la licencia de obras, siendo la intención de Mercadona “construir nuevos equipamientos comerciales que alberguen el hipermercado” en la misma ubicación que las instalaciones de Ventosa e Hijos SA.

El gobierno local destacó la importancia de la implantación de empresas como “esta multinacional” que conllevará la creación de nuevos puestos de trabajo y contribuirá a la dinamización comercial de la zona donde se asientan otras importantes empresas de servicios y distribución, como Día, Lidl o Eroski Center, reforzando la ciudad como cabecera de As Mariñas Betanceiras.

En este sentido, el hecho de que Betanzos sea capital de su comarca, así como su posicionamiento territorial, “fue una de las razones que ha impulsado a la empresa a asentarse en la ciudad y realizar esta importante inversión”, aseguraron desde el Ayuntamiento de Betanzos.

Los responsables municipales reconocen que la crisis está afectando sobre manera al pequeño comercio, pero insisten en qyue el establecimiento de estas empresas no va a suponer ningún handicap” para las pymes locales, en tanto todos los estudios y las estadísticas que manejan tanto el Grupo Eroski –que prepara su instalación en el entorno del Parque del Pasatiempo– como Mercadona señalan un mercado de 50.000 a 60.000 habitantes, aproximadamente la población de la comarca de Betanzos.

Así, desde el consistorio han vuelto a reivindicar que, sin renunciar a otras actividades, la brigantina sigue siendo “una ciudad de servicios”, con influencia en toda su área, pero también en las de A Coruña y Ferrol.

 

Mercadona pide autorización para el derribo de las naves del concesionario de Citroen