Oleiros-Los vecinos de Santa Cruz impedirán el traslado de material del centro de salud

|

El Ideal Gallego-2011-09-07-019-3fbd386b

  fran moar > oleiros

 Los vecinos de Santa Cruz están dispuestos a impedir físicamente que la Consellería de Sanidade lleve a cabo el traslado de material del centro de salud de la localidad al de A Covada.
Eso al menos es lo que afirmó ayer el alcalde de Oleiros, Ángel García Seoane, que amenazó con llegar a los tribunales de justicia si finalmente la Xunta decide cerrar las instalaciones médicas de Santa Cruz y derivar a los más de 200 usuarios del centro al de la localidad de Oleiros.
El mandatario local también manifestó que se puso ayer en contacto telefónico con la responsable de la Gerencia de Atención Primaria de A Coruña, María Jesús Rodríguez Abellón. Sin embargo, según se desprende de las declaraciones del regidor, la conversación no sirvió para acercar posturas.
“Rodríguez Abellón continúa insistiendo en que debemos hacernos cargo del mantenimiento del centro de salud y no lo haremos por que no nos corresponde”, dijo el regidor al tiempo que se mostró dispuesto a reunirse con las personas que designe la Consellería de Sanidade para tratar de desbloquear la situación.
Por otra parte, García Seoane se mostró convencido de que el organismo que ha dado la orden para que se mantenga el servicio de limpieza en el ambulatorio es la propia Xunta, extremo este que siempre ha sido negado por el Ejecutivo autonómico.

Manifestaciones > Las manifestaciones del mandatario local se realizan 24 horas después de que se celebrase una asamblea con los vecinos de Santa Cruz en la que se acordó adoptar una serie de medidas que incluyen dos manifestaciones y una recogida de firmas.
Las manifestaciones se celebrarían si el Sergas persiste en su actitud de trasladar el centro. La primera tendría lugar a las puertas del inmueble y la segunda ante la sede de la consellería en Santiago de Compostela.

Inicio del conflicto > El conflicto que enfrenta al Ejecutivo autonómico con el gobierno local de Oleiros se inició el lunes, día 29 de agosto, cuando la empresa Pilsa, que se encargaba de la limpieza del centro de salud de Santa Cruz, decidió dar por terminado el servicio afirmando que no se le habían pagado por sus servicios desde octubre de 2010.
El personal de las instalaciones remitió un escrito tanto al Ayuntamiento como al Sergas para dejar patente su malestar por la situación y anunciando que iban a mostrar su disconformidad con concentraciones diarias, hasta que se limpiase el inmueble.
El conflicto, no obstante, se hizo público y notorio porque el concejal del Bloque Nacionalista Galego, Manuel Sarmiento, reclamó a ambas administraciones que dejasen a un lado debates partidistas y que se hiciesen cargo de la limpieza del centro.
Un extremo este al que desde un principio se negó el Ayuntamiento y también la Xunta que incluso ayer volvió a reiterar que no es de su competencia.


 

Oleiros-Los vecinos de Santa Cruz impedirán el traslado de material del centro de salud