Un gran banco de niebla sorprende a los bañistas de Semana Santa

Copia de El Ideal Gallego-2014-04-17-007-6b2f0219
|

Para muchos, el de ayer fue su primer día de playa. Aprovechando que nos encontramos en Semana Santa, y que por la mañana lucía un sol radiante, los arenales coruñeses se llenaron muy pronto de bañistas dispuestos a disfrutar del calor tras haber tenido que soportar uno de los inviernos más duros en lo que va de siglo. Sin embargo, solo fue una ilusión: poco antes de las tres, un enorme banco de niebla cayó sobre la ciudad, como un telón que ponía punto final a la aparición del sol.
Hasta entonces, los bañistas habían estado disfrutando de  temperaturas muy cálidas. La mayoría había ocupado las playas de Matadero y las rocas de Riazor, donde también suelen acudir los bañistas que son visitantes asiduos de los arenales sin que importe la época del año. Además, el océano, que había generado olas tan espectaculares durante los temporales que sacudieron la costa a principios de año, estaba tan en calma que, como señalaron los propios bañistas, “parecía un plato”.

cerradas al baño
No faltó quien se decidió a pegarse un chapuzón, aunque oficialmente las playas estén cerradas al baño hasta que comience la temporada, a mediados de junio, que es cuando los arenales pasan a estar vigilados por socorristas.
Para muchos fue una oportunidad frustrada de disfrutar de un adelanto del verano, que no  se repetirá en lo que queda de vacaciones. Los pronósticos meteorológicos apuntan a que hoy el tiempo empeorará ligeramente, para dejar pasado definitivamente a la lluvia el viernes por la noche, cuando definitivamente la bonanza dejará paso a un nuevo fin de semana en el que reinará el mal tiempo. Y según Meteogalicia, las temperaturas también bajarán, aunque las mínimas no bajarán de los 12 grados centígrados.

Un gran banco de niebla sorprende a los bañistas de Semana Santa