La Xunta quiere que los centros en el exterior hagan un “lobby económico” que ayude a Galicia

feijóo comparece en rueda de prensa en san caetano efe
|

Galicia hará lobby económico con sus centros en el exterior, según explicó ayer el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, al anunciar la modificación de la Lei da Galeguidade, de 1983, que ayer trató el Gobierno gallego en su reunión semanal.

Señaló que entre los objetivos de la iniciativa figura el “reforzar la orientación económica de las entidades”, porque “hay centros, algunos centros, que pueden servir de plataformas comerciales y de plataformas empresariales para las empresas gallegas que quieran exportar a los países donde se ubican”.

En este sentido, en su comparecencia tras la reunión del Consello da Xunta, dijo: “le vamos a dar una vuelta a las posibilidades que tienen algunos centros para constituir plataformas de contacto, plataformas de lobby, plataformas de permanente cooperación y de proyección económica de Galicia en el exterior”.

Feijóo calificó de “vuelco” el que se dará a “determinados centros, como plataformas comerciales, exportadoras, empresariales de Galicia, para que estos centros sirvan y sigan ayudando, como ayudaron a Galicia en los últimos años”.

En su referencia a esta modificación legal que propondrá la Xunta al Parlamento, señaló que “en las ultimas décadas” Galicia ha avanzado en el reconocimiento y dignificación de la emigración y apuntó que en la pasada legislatura se extendió, con fondos propios, la gratuidad en la asistencia sanitaria a los emigrantes visitantes o retornados, con independencia de si hubiesen cotizado.

 

La nueva ley

Sobre la nueva ley, dijo que nacía “con” la emigración, porque fue “debatida y respaldada prácticamente por la totalidad de los centros y casas de Galicia en el exterior”, y “para” la emigración, porque pretende que “los emigrantes no solo se sientan parte fundamental de la Galicia del pasado, sino que se sientan también parte importante de la Galicia del presente y vayamos preparando su rol en la Galicia del futuro”.

Otros de los objetivos de la modificación, según explicó Núñez Feijóo, son los de “actualizar y regular la participación de las nuevas entidades que fueron surgiendo en estos treinta últimos años”.

Además, la actualización legal busca “reconocer la participación de la juventud”, “recuperar el papel de la mujer en la dirección de los centros gallegos” e “introducir las nuevas tecnologías, para que cualquier gallego tenga una relación estrecha con Galicia en tiempo real, porque ahora las nuevas tecnologías lo permiten”.

 

Fusión

Señaló que la intención es también fomentar procesos de unión, cooperación y fusión de las casas y los centros gallegos.

“Sin duda, pensamos que el camino para la supervivencia de los centros gallegos pasa por la cooperación, por la fusión y por la unión de muchos de ellos en muchos países de Europa y en muchos países de América”, dijo el titular de la Xunta.

Finalmente, la modificación de la Lei da Galeguidade reforzará el objetivo de preservar el patrimonio material e inmaterial de las entidades gallegas en la emigración, señaló Feijóo.

Concluyó que la Xunta seguirá ahora con la tramitación de la ley, “para reconocer el papel importante, clave, en la historia de Galicia de la emigración, pero planteado no como una cosa del pasado, que sí lo es, sino para trasladar el papel de la emigración al presente y al futuro de la comunidad”.

 

La Xunta quiere que los centros en el exterior hagan un “lobby económico” que ayude a Galicia