El PSOE recuerda que el alcalde tiene un año para construir las cuatro escuelas prometidas

Copia de El Ideal Gallego-2014-04-16-006-66d46e64
|

El gobierno de Carlos Negreira tiene un año para construir cuatro nuevas escuelas infantiles y ampliar otras dos antes de que concluya su mandato. El PSOE se encarga de recordárselo, apuntando al respecto que estas obras fueron promesas electorales que no tiene visos de convertirse en realidad.
Los socialistas consideran que con estas nuevas plazas, más de 500, se solucionarían los problemas de los más de 650 niños que en el último año solicitaron el ingreso en una escuela infantil y no lo consiguieron por falta de oferta. Denuncian por tanto que de las cuatro que el alcalde prometió en barrios concretos ninguna abrirá en este mandato.
La de Os Mallos, la mas avanzada, explican, será asumida por la Xunta y aún está en estudio de detalle). De las de Cuatro Caminos, el parque de Oza y Linares Rivas indican que no se tienen noticias y asumen que a un año de las elecciones será imposible que se hagan realidad.
El mismo caso que las escuelas de Los Rosales y Mesoiro, para las que el Ayuntamiento había previsto sendas ampliaciones.  El PSOE advierte que no hay proyecto ni presupuesto ni plazos para su realización.
El grupo municipal socialista concluye así que las únicas plazas nuevas que se ofertarán en este mandato corresponden a proyectos puestos en marcha y presupuestados por el anterior gobierno municipal. Así, la escuela infantil del Agra se incluye dentro del Urbana C que logró y gestionó el anterior gobierno, y las de Padre Rubinos que, dice, “ahora asume Negreira como propias corresponden a un proyecto y un convenio suscrito entre el anterior gobierno, Padre Rubinos y la Fundación Amancio Ortega”.
La socialista Silvia Longueira apuntó al respecto de este último caso que “en una operación de maquillaje y con el fin de ocultar su incumplimiento en escuelas infantiles”, Negreira firmará un convenio con Padre Rubinos para gestionar las plazas de la entidad benéfica, pero ello no supone un incremento, sino un cambio de gestión.
Junto a estos incumplimientos, Longueira criticó las “decisiones negativas” del alcalde en materia educativa: La primera fue suprimir el proyecto de escuela infantil en Pedralonga, que dejó aprobado el anterior gobierno municipal y con una dotación de 500.000 euros en los presupuestos de 2011. Después, la supresión del edificio multiusos del Agra, dentro del Urbana C, con lo que eliminó el proyecto original de la escuela infantil del Agra, que finalmente decidió reubicar y empotrar en el patio del colegio del Raquel Camacho, lo que ha supuesto un notable retraso en su ejecución. Y en tercer lugar, la subida de las tarifas en 66 euros, “a pesar de la dureza de la crisis y las dificultades de las familias”.

El PSOE recuerda que el alcalde tiene un año para construir las cuatro escuelas prometidas