La venta de viviendas cayó un 47% en Bergantiños y en la Costa da Morte durante el primer trimestre

|

La venta de viviendas en la Costa Morte no logra recuperarse durante el primer trimestre del año. Según se evidencia en los datos publicados el miércoles por el Ministerio de Fomento, el número de transacciones inmobiliarias en los tres primeros meses del año cayó un 47% con respecto al trimestre anterior, y un 32% respecto al mismo período de 2010.  De todas las ventas realizadas en lo que va de año más de la mitad son para viviendas de nueva construcción, con 84 operaciones frente a las 57 de pisos de segunda mano. Por municipios la caída más importante la registró Carballo, con 78 transacciones menos que entre octubre y diciembre, mientras que Fisterra se recupera a un ritmo superior al 200 por ciento.

d.b. > carballo
  El conjunto de las comarcas de Bergantiños, Fisterra y Soneira y los vecinos municipios de Cerceda y Santa Comba registraron entre enero y marzo un total de 141 transacciones inmobiliarias. Esta cifra publicada esta semana por Fomento supone un importante descenso del 47% en la venta de pisos en la Costa da Morte respecto al cuarto trimestre del 2010, en el que fueron 267 las transacciones realizadas, poniendo así de manifiesto que el sector inmobiliario sigue padeciendo los efectos de la crisis económica.
En comparación con el primer trimestre del pasado año, también se evidencia una disminución en la compraventa de viviendas del 32 por ciento, con 67 transacciones menos.

Municipios > Cabe señalar que las ventas en los primeros meses del presente ejercicio disminuyeron sobre todo en los principales municipios de la comarca. La caída la lidera Carballo, donde se registraron 78 acuerdos inmobiliarios menos, lo que representa un descenso del 76,4 por ciento.
A la capital bergantiñana le siguen  A Laracha (-39), Cee (-21) y Santa Comba (-12) con un descenso medio de poco más del 71 por ciento. También se registraron bajadas mínimas en Cerceda, Laxe, Ponteceso y Vimianzo

Aumento > No obstante, esta tendencia no la sigue Fisterra en donde la recuperación de las transacciones inmobiliarias con respecto al período octubre-diciembre es del 210%. Y es que mientras en el último trimestre del 2010 se vendían en el municipio fisterrano solo 10 pisos, éstas aumentaron en lo que va de año hasta 31, es decir una veintena más, por lo que la localidad acapara cerca del 30% de las compraventas realizadas en toda la Costa da Morte. Corcubión, Dumbría, Malpica y Zas también contabilizaron subidas a un ritmo medio del  74%, mientras que en Cabana, Camariñas y Muxía no hubo variaciones.
Del grueso de las negociaciones realizadas hasta marzo casi el 60% fueron por viviendas de nueva construcción (84) y solo 57 de los acuerdos se cerraron por inmuebles de segunda mano. Esta preferencia por los pisos nuevos destaca sobre todo en Fisterra, donde 27 de las 31 ventas presentadas ante notario son por edificaciones nuevas. Por su parte, en Carballo la tendencia es del 50% mientras que por el contrario en Cee y Vimianzo aquellos que decidieron adquirir un inmueble se decantaron en su mayoría por los usados.
Al respecto de las viviendas libres, éstas también acaparan el grueso de las transacciones inmobiliarias realizadas en el 2011, con el 98,5 por ciento de las operaciones. Así, solo dos acuerdos se cerraron por inmuebles de protección oficial: uno en Carballo y otro en Cee.
Sin embargo, las ventas de vivienda libre cayeron más de un 42% con respecto al cuarto trimestre del 2010 y un 32 por ciento comparado con las operaciones comerciales realizadas entre enero y marzo del pasado año.
Todo ello a pesar de que Carballo se mantiene como el municipio gallego con más de 25.000 habitantes donde más accesible resulta adquirir un piso, con un coste del metro cuadrado de 978,6 euros.

La venta de viviendas cayó un 47% en Bergantiños y en la Costa da Morte durante el primer trimestre