La Policía Local blinda los accesos en coche a María Pita debido a la amenaza terrorista

|

Estos días son los últimos en los que los niños coruñeses pueden visitar a Papá Noel en su caseta de la plaza de María Pita. El poblado navideño está más lleno que nunca y, para asegurarse de que la jornada transcurría sin ningún incidente, la Policía Local decidió ayer cerrar el acceso a la plaza mayor. Agentes vestidos con chalecos antibalas y provistos de los vehículos más pesados del cuerpo municipal y de cadenas con pinchos para cortar el paso a hipotéticos vehículos terroristas cortaron los accesos.
Los policías municipales se desplegaron en el Hotel Finisterre, el acceso desde San Jorge y, por supuesto, frente a la rotonda de Correos, donde ya lo hacen habitualmente para controlar el tráfico, pero esta vez mejor equipados para una emergencia. 

junta de seguridad
La junta local de seguridad reunida el martes ya había decidido reforzar la seguridad en los grandes actos públicos navideños después del atentado terrorista de Berlín el lunes, en el que un hombre al volante de un camión de gran tonelaje arrasó un mercado navideño y mató a una docena de personas, además de herir de diversa consideración a medio centenar. Estudiaron una circular emitida por la Dirección General de la Policía (DGP) en la que se instaba a las juntas a “establecer medidas de protección física que impidan ataques similares”. También recomendaba reforzar la Nochevieja y la Navidad, además de la Cabalgata.
El documento sugería a los ayuntamientos utilizar barreras como “grandes maceteros” o bolardos en los accesos a las zonas peatonales para impedir que entren vehículos, de manera que solo puedan entrar los autorizados, aunque una comisión interpolicial acordó emplear barreras de pinchos extensibles, fáciles de desplegar y retirar. 
Por otro lado, a pesar de que hace meses que todo el país se mantiene en alerta 4 (tras los atentados de París), en el centro no se vio ninguna unidad de la Policía Nacional. Fuentes de este cuerpo señalan que la falta de efectivos en la calle lo hizo imposible.

La Policía Local blinda los accesos en coche a María Pita debido a la amenaza terrorista