El lunes arrancan las obras para aliviar el cruce más engorroso de las calles coruñesas

parte del cruce ya está señalizado para el comienzo de las obras, previsto para el lunes quintana
|

La Concejalía de Movilidad tiene un plan de choque para el cruce que más dolores de cabeza le produce a los responsables de la fluidez del tráfico. El lunes comienzan unas obras que durarán tres meses, costarán 40.000 euros y cuyo objetivo último es “desatascar” el entronque de la avenida de Arteixo con la ronda de Outeiro.

En concreto, el proyecto contempla la habilitación de dos carriles adicionales, uno por sentido, para facilitar los giros a la derecha desde la avenida a la ronda, tanto en dirección entrada como salida de la ciudad.

 

AJUSTES

El secreto radica en una mejor distribución del espacio. Las obras consistirán básicamente en recortar las esquinas de las aceras, modificar las medianas y repintar la ensanchada calzada hasta dibujar cuatro carriles en lugar de los tres actuales.

Hasta ahora el problema era simétrico en ambos sentidos: mientras los giros a la izquierda disponían de su carril exclusivo, el del medio solo permitía continuar de frente por la avenida de Arteixo. Pero el carril derecho era de doble opción, giro o de frente. En el caso del giro, el semáforo se ponía en ámbar, pues el ciclo coincidía con el verde de peatones en la ronda de Outeiro, lo que en la práctica generaba retenciones y situaciones de cierto riesgo.

El proyecto de remodelación no se limita al pintado de nuevos carriles. La actuación culminará con la renovación de todo el sistema de semáforos que regula el cruce, optimizando los ciclos a las necesidades de la circulación.

Además, está previsto que se renueve toda la iluminación de la zona, ya que se ha comprobado que muchos de los accidentes que se registran coinciden con el orto y el ocaso.

El Ayuntamiento trata de encontrar de esta forma la mejor solución a un cruce en que la oposición vecinal ha impedido que se plantee una solución a diferentes niveles.

El lunes arrancan las obras para aliviar el cruce más engorroso de las calles coruñesas