La familia de Pilar Garrido afirma que las pruebas contra el marido “no son contundentes”

|

La familia de Pilar Garrido, la valenciana asesinada en México, asegura que las pruebas contra su marido, Jorge Fernández, que ha ingresado en prisión provisional como presunto autor del crimen, “no son concluyentes” y ha reclamado que sean “consistentes y fiables” al “cien por cien” para “poder descansar” tanto si es culpable como si no.
Así se pronunció Raquel Garrido, hermana de la fallecida, en rueda de prensa acompañada por su padre y realizada en el Ayuntamiento de Massalavés, de donde era originaria la víctima, ante la asistencia del alcalde, Gregorio Andreu, y numerosos vecinos.

La verdad y no suposiciones
Raquel explicó que “nadie más que la familia siente la pérdida” de su hermana y “quiere saber quién es el culpable”, pero recalcó que quieren “saber la verdad de lo que sucedió, no suposiciones”.
La madre, que se había desplazado a Tamaulipas, sigue en el domicilio de Pilar y Jorge junto a la familia de él. “Si tuviéramos la certeza de que fue él, ella no estaría allí y nadie quiere saber más realmente que una madre lo que pasó a una hija”, apuntó la hermana de la víctima.
Además, está previsto que la madre regrese España con el pequeño hasta que se solucione esta situación “por su bien y seguridad” y que tanto el padre como la familia paterna “están de acuerdo”. Raquel aclaró que no quieren “quitar al niño a Jorge”, que es “un buen padre” si no tenerlo en España hasta que la situación se aclare por “el bien del menor” y cuando se resuelva que vuelva a México o que los dos vivan aquí con ellos.

El bien del niño
Raquel explicó que su madre sí que estuvo presente en la vista en la que se decretó prisión para su cuñado y que no le dieron “las suficientes pruebas que demuestren al cien por cien que el culpable es Jorge”. “Ojalá hubiera tenido pruebas contundentes y poder descansar –recalcó– porque sería lo más fácil”. “Si es culpable que pague su pena pero si no lo es, es el padre de mi sobrino y miramos por el bien del niño”, aclaró.
Así, explicó que tanto ella como su madre hablaban “todos los días” con Pilar y “nunca” notaron “ningún cambio en su comportamiento”. Es más, afirmó que era “feliz con su vida, con sus proyectos y con su familia”. l

La familia de Pilar Garrido afirma que las pruebas contra el marido “no son contundentes”