Pocomaco incorpora un centro puntero de investigación de drones

La unidad ocupará parte de las oficinas que el Instituto Tecnológico de Galicia tiene en la zona | javier alborés
|

El polígono empresarial de Pocomaco cuenta desde hace pocas semanas con una unidad mixta de investigación de aparatos aéreos no tripulados cuya implantación se está iniciando y será paulatina hasta el año 2020. El centro de estudios de los drones está empezando a montarse en las instalaciones que el Instituto Tecnológico de Galicia (IET) posee en el parque industrial y se espera que la inversión total supere los dos millones de euros.
El presidente de la Asociación de Empresarios de Pocomaco, Ricardo Tormo, aseguró que la implantación de estas oficinas punteras es “ya una realidad” que se está plasmando desde hace escasas semanas. Aunque la puesta en marcha de las actividades investigadoras será lenta y los resultados llevarán su tiempo, ya hay trabajadores adscritos al llamado proyecto FastFly y algunos usuarios del parque afirman haber visto algunos drones por los cielos del entorno.
Para los propietarios de Pocomaco esta llegada es interesante porque la aportación que puede suponer una iniciativa tecnológica de estas características “siempre es buena” y puede ayudar a mejorar la zona. El centro funcionará como una unidad mixta entre el Gobierno autonómico, a través del propio Instituto Tecnológico de Galicia, y la firma Star Defence Logistics & Engeneering. Desde la agrupación entienden que también colaborará de manera permanente con entes oficiales como la Agencia Europea de Seguridad Aérea.

Plan de desarrollo
Tormo confirma que la inversión total, a aportar durante el plan de desarrollo que se prolongará hasta 2020, es de más de dos millones de euros. El equipo de trabajo que se sumará a la iniciativa está formado por doce investigaciones y creará cinco nuevos empleos directos.
Respecto al futuro de estos pequeños aviones no tripulados, el presidente de Pocomaco destaca que son “aparatos muy innovadores que en logística y en determinados aspectos probablemente sean el futuro” por lo que tenerlos al lado es positivo.
No obstante, incide en que “están pendientes de una normativa porque un dron circulando por el aire tiene que tener un reglamento” actualizado para no interferir con otros vuelos o actividades y respetar, en la medida de lo posible, la privacidad. La idea es que se trabaje en ello igualmente.
Por su parte, en el último número de la revista editada por la asociación, fuentes del ITG comentaban que “la ubicación de FastFly en Pocomaco puede ayudar a visibilizar el alto nivel de actividad que tiene el polígono, con empresas punteras en muchos sectores”, como la distribución.

Pocomaco incorpora un centro puntero de investigación de drones