Los coruñeses disfrutan del sol antes de la lluvia prevista para esta noche

Numerosos coruñeses compartieron ayer el arenal con las máquinas que deshacen la duna | javier alborés
|

Los coruñeses se lanzaron ayer a las playas de la ciudad para aliviarse el intenso calor que se vivió durante toda la jornada. Toallas y bañadores formaban el paisaje en la parte de los arenales ya adecuada para la temporada de verano. A unos metros, y separadas por una cinta, las máquinas encargadas de deshacer la duna.


Hasta 31 grados marcaron algunos de los termómetros de las calles herculinas, aunque los registros de MeteoGalicia fuesen algo más bajos. Las previsiones de la agencia meteorológica gallega invitan a apurar las horas de sol y calor porque esta misma noche regresarán las lluvias.


La probabilidad de precipitaciones será de un sesenta por ciento en las últimas horas de la jornada, después de un día que de nuevo se espera cálido: la temperatura mínima hoy se mantendrá en los 16 grados y la máxima alcanzará los 25.


La lluvia nocturna llegará acompañada de un descenso del mercurio y así para mañana, donde el agua será especialmente intensa en las primeras horas, la predicción marca 20 grados de máxima y cinco menos de mínima. Esta caerá hasta los 13 grados el sábado, un día que, en principio, se librará de los chubascos pero no de la nubosidad, que será una constante.


La breve tregua terminará con la llegada del domingo, que volverá a traer una lluvia que ya no cesará hasta el martes. Entonces, a expensas de los cambios del tiempo, será posible volver a dejar a un lado el paraguas, pero no la ropa de abrigo: la mínima apenas llegará a los 11 grados, diez menos que la máxima prevista. Eso sí, los claros se abrirán paso entre las nubes.

Los coruñeses disfrutan del sol antes de la lluvia prevista para esta noche