El PSOE pide la devolución de la reforma fiscal porque no lucha contra el fraude

El portavoz de Hacienda en el Congreso, Pedro Saura. EFE/Archivo
|

 El grupo parlamentario socialista ha registrado hoy en el Congreso enmiendas a la totalidad de los tres proyectos de ley que constituyen la reforma fiscal del Gobierno (IRPF, IVA y Sociedades) porque no contempla un mayor gravamen a la riqueza, ni medidas para luchar contra "el gran fraude fiscal".

El portavoz socialista de Hacienda, Pedro Saura, ha asegurado en una nota de prensa que esta reforma constituye "una gran oportunidad perdida", ya que un gobierno conservador no quiere tratar esos temas "ni en pintura".

Saura ha explicado que la alternativa socialista sí que contempla estos dos elementos, ya que el PSOE aboga por obligar a pagar al que no cumple con sus obligaciones tributarias y por tributar no sólo por lo que se gana, sino sobre todo por lo que se posee.

El grupo socialista considera que aspirar a quedarse con el nivel actual de ingresos públicos (en torno al 38-39 % del PIB) pone en riesgo la sostenibilidad del Estado del bienestar y las necesidades de inversión en educación, formación e I+D+i, "aspectos prioritarios e imprescindibles para mejorar la redistribución de la renta, la productividad y garantizar un crecimiento sostenible e inclusivo".

Asimismo, destaca que España tiene uno de los niveles más elevados de fraude de la Unión Europea y el nivel más bajo de recursos humanos dedicados a prevenirlo: un inspector por cada 1.958 habitantes, comparados con los 942 de Francia o 740 de Alemania.

En opinión de Saura, "no habrá una reforma fiscal eficiente" si no hay una reforma integral de la Administración Tributaria que incremente sus recursos humanos y materiales, y si no se articulan medidas para acabar de forma efectiva con el fraude y la elusión fiscal.

Además, señala que los textos del Gobierno no tienen en cuenta consideraciones de equidad y olvidan que cualquier modificación en profundidad del sistema tributario tiene que tener en cuenta sus efectos sobre la redistribución de la renta.

Por el contrario, cree que se trata de una reforma "tremendamente injusta" que incrementa la brecha social y económica, mientras que "los ganadores" son las rentas más altas, lo que en conjunto supone "una transferencia de renta de los trabajadores y las rentas medias a los más ricos".

El PSOE mantiene que la reforma fiscal del Gobierno no es más que una profundización de la estrategia de devaluación interna para salir de la crisis, lo que redunda en un mayor empobrecimiento para la gran mayoría de españoles.

"Esta estrategia de manera sostenida en el tiempo no es viable económicamente ni socialmente, puesto que nos aboca a un estancamiento permanente, vía bajada de salarios y condiciones de trabajo más precarias y una menor productividad, así como a una insoportable e inaceptable desigualdad social", añade Saura.

El PSOE pide la devolución de la reforma fiscal porque no lucha contra el fraude