Carril sostiene que el único que garantiza el cumplimiento de la Ley de Memoria Histórica es el BNG

|

  redacción>a Coruña

  “Só o BNG é garante de que se aplique a Lei da Memoria Histórica”. Con estas palabras, el candidato nacionalista, Xosé Manuel Carril, se refirió a la gestión tanto del PSOE en el gobierno local como del PP en la oposición. El primero, dijo, “nestes anos se dedicou a poñer paus na roda ao cumprimento da lei”, mientras que en los populares “o seu candidato ensalzou a figura de Millán Astray”.
En cambio, el BNG, como recordó su cabeza de lista, ha presentado durante años, en plenos de la corporación municipal, “numerosas mocións para que A Coruña deixase de ser a capital da simboloxía franquista”.
Carril quiso valorar “a mobilización da cidadanía e a actividade das asociacións, sinaladamente a Comisión pola Recuperación da Memoria Histórica”, y aseguró que el BNG retirará la simbología franquista que todavía queda en la ciudad. “Queda moito por facer”, indicó.
Una de las cosas que el BNG lleva en su programa electoral a este respecto es la retirada del escudo franquista de la vidriera de la escalera principal del Ayuntamiento, “que é ilegal desde 1981”.


 

Carril sostiene que el único que garantiza el cumplimiento de la Ley de Memoria Histórica es el BNG