La banca espera que la oferta de crédito a empresas registre cierta expansión

En la imagen, una persona sosteniendo en sus manos monedas de euro (izq) y monedas de franco suizo, en Zurich (Suiza). EFE/Archivo
|

La banca espera que en el tercer trimestre del año, la oferta crediticia a las empresas experimente una cierta expansión, mientras que prevé que la de las familias se mantenga sin cambios significativos.

Además, de cumplirse sus expectativas, las solicitudes de créditos podrían aumentar de forma más acusada en España que en la zona del euro, especialmente en los créditos a las sociedades no financieras y en los destinados a las familias para consumo y otros fines.

Esta es una de las principales conclusiones que se desprende de la Encuesta sobre préstamos bancarios en España: julio de 2014, que ha publicado hoy el Banco de España en su último Boletín Económico.

La citada encuesta contiene información sobre la evolución de las condiciones de oferta y demanda de crédito en el segundo trimestre de 2014, así como sobre las perspectivas para los tres meses siguientes.

De acuerdo con las contestaciones recibidas, entre abril y junio de 2014, los criterios de aprobación de préstamos permanecieron en general sin cambios en España.

Para el tercer trimestre, las entidades españolas esperan que la oferta crediticia a las empresas experimente una cierta expansión, y no prevén cambios significativos en la destinada a las familias.

Por el lado de la demanda, la banca española, y la de la zona del euro informó de que las solicitudes de financiación aumentaron y que percibieron una mejora en las condiciones de acceso al crédito tanto a la financiación minorista como a los mercados mayoristas.

"La favorable evolución de los mercados de deuda soberana contribuyó a mejorar las condiciones de financiación de las entidades españolas y de las del área del euro, pero no tuvo prácticamente efecto sobre los criterios de concesión de los nuevos créditos", dice la encuesta.

Un análisis más detallado de las respuestas al cuestionario evidencia que, entre abril y junio, se suavizaron ligeramente los criterios de aprobación de nuevos créditos a las pymes españolas, mientras que no variaron en los destinados a las grandes empresas, algo ya registrado en los dos trimestres previos.

Además, en el segundo trimestre aumentaron las solicitudes de fondos por parte de las sociedades, sobre todo, las pymes, mientras que se mantuvieron estables las de las grandes empresas.

En el segmento de préstamos a hogares para la adquisición de vivienda, los criterios de aprobación de préstamos se mantuvieron sin cambios en España por quinto trimestre consecutivo, mientras que los aplicados por las entidades del área del euro volvieron a suavizarse levemente.

En el segmento de préstamos a los hogares para consumo y otros fines, los criterios de aprobación aplicados por las entidades españolas mantuvieron sin cambios, tras haberse relajado ligeramente durante el trimestre anterior.

La demanda de este tipo de financiación continuó aumentando tanto en España como en la UE, sobre todo, como consecuencia del incremento del gasto en bienes duraderos y de la mejora de la confianza de los consumidores.

La banca espera que la oferta de crédito a empresas registre cierta expansión