La multitud deja su lugar a la cultura en un ambiente más familiar

Momento de la actuación familiar de Dani García ante un reducido número de personas | pedro puig
|

El verano en Galicia suele ser sinónimo de fiesta o verbena, pero la situación sanitaria que estamos viviendo está haciendo que haya que adaptar las celebraciones a las que estábamos acostumbrados. Un ejemplo de ello es lo que estos días se está viendo en Arteixo, que vive el Apóstol más atípico.

Las grandes concentraciones de gente y el número de días con actividades no se han podido llevar a cabo, pero el Ayuntamiento decidió responder a la situación con una programación cultural en un ambiente más íntimo y familiar.

La jornada de ayer era un ejemplo, con el público, reducido y separado, del anfiteatro y de la plaza del Balneario, que acudieron a los dos programas culturales del día.

El espectáculo familiar de Dani García y un reformulado festival Elas Son Artistas, que ahora será un ciclo artístico que se prolongará durante los próximos meses por el resto de municipios del área, demostraron ayer que es posible una celebración a menor escala y respetando las medidas sanitarias, dejando el anhelo de mayores conciertos, atracciones y similares para cuando la situación lo permita.

Programa

La duración de la programación festiva de Arteixo también se vio modificada y este verano tan solo son tres. A las actividades celebradas ayer, se sumaron el pasado sábado una sesión de autocine, con la película “Green Book”, a la que precedió el espectáculo humorístico de Sincronacidas. Lo que no faltaron fueron las alboradas y dianas del día 25, que protagonizaron los tres grupos de gaitas de la AX Xiradela.

Pero, a pesar de ser menos jornadas, las fiestas todavía no han finalizado. Hoy, al igual que el resto del fin de semana, habrá una misa cantada solemne en la Iglesia de Santiago, a las 13.00 horas.

A partir de las 21.30 horas, en el anfiteatro, Sarabela Teatro ofrecerá “Crónicas do Paraíso”, un espectáculo de Cunqueiro para adultos.

Con esto, se pondrían punto y final a unas celebraciones del Apóstolo extrañas, pero necesarias para evitar volver al punto de partida de esta crisis sanitaria y social.

“Apoio á cultura”

En el momento de la presentación de este programa, el Ayuntamiento de Arteixo destaca que el desarrollo del mismo se llevaba a cabo como “un sinal de apoio á cultura e as tradicións”, todas ellas adaptadas a esta nueva realidad.

El acceso a todas las actividades fue, y es, gratuito, aunque previamente era necesario recoger la invitación correspondiente para el control de aforo. l

La multitud deja su lugar a la cultura en un ambiente más familiar